DEPORTES › JUAN IGNACIO SANCHEZ RENUNCIO A LA SELECCION ARGENTINA

Pepe se bajó de los Juegos

El bahiense, conductor del equipo campeón olímpico, le comunicó al técnico Sergio Hernández que no estará a disposición para ir a defender el título a Beijing. “Es una decisión difícil y dolorosa, pero correcta”, señaló.

Siempre había puesto en duda su participación en los Juegos Olímpicos. Y, finalmente, ayer confirmó lo que tanto se temía. Juan Ignacio “Pepe” Sánchez, base del equipo campeón olímpico en Atenas 2004, anunció su retiro del equipo argentino por “motivos personales” y aseguró que la decisión fue “difícil y dolorosa”. De esta manera, el bahiense cerró su exitoso ciclo en el conjunto nacional.

Sánchez, que actualmente juega para el Barcelona, le informó su decisión al vicepresidente de la Confederación Argentina de Básquetbol (CABB), Germán Vaccaro, y al entrenador del seleccionado, Sergio Hernández, que se encuentran en España visitando a los jugadores que serán convocados para el certamen de Beijing.

“Por motivos personales anuncio mi retiro de la Selección Argentina de básquetbol. Esta fue una decisión muy difícil y dolorosa, pero creo que correcta”, sostuvo Sánchez, según se informó en la página oficial de la CABB. El bahiense, de 30 años, termina de esta manera una década en el conjunto nacional. En su despedida, el ex jugador de Philadelphia aprovechó para despedirse de sus compañeros. “Les quería agradecer por todos estos años que compartimos vistiendo la camiseta argentina y a los argentinos que estuvieron con no- sotros en las alegrías y tristezas”, señaló Sánchez. “Me enorgullece haber sido una pequeña parte de este grupo de personas que elevaron a nuestro país a los más altos niveles del básquetbol mundial”, remarcó el armador.

La renuncia de Pepe Sánchez le abre paso a Pablo Prigioni, de excelente presente en el Tau de España, para hacerse de la titularidad en la base del equipo nacional. Y además le otorga la chance a Antonio Porta para pelear por el puesto de armador suplente. Las otras opciones que tendrá Hernández para esa posición será colocar a Emanuel Ginóbili o a Carlos Delfino durante algunos minutos.

Sánchez había llegado al seleccionado mayor el 20 de julio de 1998, cuando jugó contra Lituania en los Juegos de la Buena Voluntad en Nueva York. Previo a la obtención del oro olímpico en Atenas como integrante del mejor de los equipos de básquetbol que haya tenido la Argentina, Sánchez fue uno de los integrantes del equipo que sorprendió al mundo en 2002, cuando el conjunto nacional le quitó el invicto al Dream Team de Estados Unidos en el Mundial de Indianápolis. Argentina perdió la final de ese torneo ante Yugoslavia en un final cuestionado por un fallo arbitral.

Dos años después, ya en los Juegos de Atenas, el equipo –con Sánchez y sus compañeros de camada Ginóbili, Andrés Nocioni, Luis Scola y Fabricio Oberto, entre otros– logró ganarle por segunda vez al conjunto estadounidense y luego consiguió quedarse con el título, tras vencer a Italia en la final. Anteriormente había sido campeón sudamericano juvenil en 1994 y del Torneo de las Américas en 2001. Además, en 1997 había sido el conductor del equipo Sub-22 que obtuvo el cuarto lugar en el Mundial de Australia, la base del conjunto que luego logró los éxitos entre los mayores.

Compartir: 

Twitter
 

Pepe Sánchez, diez años base de la Selección Argentina.
Imagen: AFP
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.