DEPORTES › CENTRAL SE HIZO FUERTE EN EL GIGANTE Y VENCIO A RACING POR 1-0

Le tiró el estadio encima

Tal como sueña Diego Maradona para enfrentar a Brasil, los rosarinos aprovecharon el gran clima de su estadio para imponerse frente a los de Avellaneda, que jugaron un mal partido y casi no generaron situaciones de peligro.

El partido comenzó siendo muy parejo. Racing era apenas superior, pero no lo suficiente como para acercarse al gol e inclinar la balanza. En la medida en que fueron corriendo los minutos, los rosarinos mejoraron su planteo y nivelaron el trámite, hasta que Gervasio Núñez abrió la cuenta, anotando el único gol que tuvo el partido.

El defensor apareció por la franja izquierda y con un remate impresionante, un zurdazo cruzado que se desvió en un defensor y se metió sobre el palo izquierdo del arco de Santillo, consiguió poner a Central en ventaja. El gol, a los 24 minutos, actuó como una bisagra.

Los de Avellaneda sintieron el golpe y no tuvieron reacción como para volver a acomodar las cosas a su favor. Para colmo, Central se adueñó de la pelota y no dejó de complicar al equipo de Caruso Lombardi, que no encontraba el camino. Aunque los locales estaban más cerca del segundo que Racing del descuento, los últimos minutos del equipo de Caruso Lombardi dejaban abierta una puerta a la ilusión.

Apenas arrancó el complementario, Racing contó con una muy buena chance para el empate. Fue tras un tiro libre ejecutado por Cahais, en el que el arquero Broun dio un rebote que tomó Lugüercio para rematar increíblemente afuera.

En el apuro y la desesperación, Racing se adelantó un poco en la cancha y trató de presionar a Central, que le presentaba batalla en el mediocampo. El resultado fue un empeoramiento general del encuentro, que ganó en fricción y se volvió más trabado.

Racing no tenía claridad y le costaba avanzar en los últimos metros, donde los rosarinos se defendían con ahínco. Lugüercio, que no se resignaba a la derrota, probó suerte desde afuera y su remate pasó cerca del palo izquierdo de Broun. De contra, Central contó con un remate de Paglialunga que se fue desviado.

Sin respuestas, Caruso Lombardi comenzó a mover el banco. Primero mandó a la cancha a Grazzini y, después de que Ramírez desperdiciara una inmejorable oportunidad para el empate, puso a Velázquez (por Mercado). No hubo cambios significativos en el juego, aunque sí mejoró la actitud.

Central apostaba a liquidarlo de contra. El ingreso de Franzoia fue positivo. El ex Boca metió un pase gol para que Castillejos sacara dentro del área un zurdazo violento que el arquero Santillo logró enviar al córner con una gran atajada. Poco después, el travesaño salvó a Racing del segundo, tras un remate de Gómez al ángulo izquierdo del arco de Santillo.

Compartir: 

Twitter
 

Núñez festeja su golazo, un tremendo zurdazo cruzado con el que Central pasó a dominar el encuentro.
Imagen: Télam
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.