DEPORTES › AL ENTRENADOR ASTRADA YA NO LE TIENEN TANTA CONFIANZA

La paciencia no es infinita en River

Los nombres de Ramón Díaz, Sabella o Gallego circulan como alternativas si el actual proceso no consigue levantar cabeza y sumar puntos. Passarella piensa en refuerzos de jerarquía, todos ex riverplatenses, para la próxima temporada.

Digan lo que digan, la paciencia no es infinita. Los escasos resultados de River en este Clausura 2010, el primero que el equipo de la banda juega bajo la presidencia de Daniel Passarella, están haciendo mella en la confianza que la nueva directiva le ha dispensado al entrenador, Leonardo Astrada. Después de haberle ganado a Boca en el verano y haber insuflado entusiasmo, el conjunto no respondió a ciertas expectativas de mejora, y marcha en el pelotón de cierre del torneo, con apenas cinco puntos en cinco partidos, producto de un triunfo y dos empates.

La idea en Núñez es manejar un plan alternativo para el caso de que los resultados sigan siendo esquivos. Astrada tiene contrato hasta diciembre, pero no son pocos los hinchas preocupados con el promedio para el descenso del equipo: 1,330 (133 puntos en 100 partidos, con campañas de 66, 41 y 26 puntos, respectivamente, en las últimas tres temporadas) aunque los jugadores se quitan presión repitiendo que “no se piensa en eso por lo que marca la historia del club”. Apretados por el calendario, los próximos rivales serán Gimnasia, San Lorenzo, Independiente, Huracán y Boca en el superclásico.

En las oficinas del primer piso del estadio Monumental predomina el gusto por Ramón Díaz, mientras Alejandro Sabella, Diego Cagna y Américo Gallego son vistos como buenas alternativas.

Más allá de que el actual cuerpo técnico le encuentre o no la solución a la crisis dentro del campo de juego, Passarella prepara la estrategia de seducción para repatriar a históricos, que no tuvo éxito cuando asumió el mando, en diciembre pasado.

El retorno más factible es el de Andrés D’Alessandro, quien remarcó en cada aparición mediática que espera el llamado de Passarella a pesar de su presente en Inter de Porto Alegre. Más difícil es la situación del delantero Hernán Crespo, que volvió al Parma y tiene su futuro planificado en Italia. También habrá llamados para Pablo Aimar y Javier Saviola, aunque el último nunca dio señales de querer volver a vestir la camiseta del equipo de Núñez.

No deja de ser una apuesta audaz, por la calidad de los posibles refuerzos, ya que para este torneo los esfuerzos le alcanzaron a River sólo para tener a los defensores Juan Manuel Díaz y Alexis Ferrero, al volante paraguayo Rodrigo Rojas y al delantero rionegrino Gustavo Canales.

Mientras tanto Astrada trabaja para resolver la falta de gol (apenas cuatro tantos en cinco partidos) y busca los reemplazantes de Matías Almeyda, expulsado, y Paulo Ferrari, que llegó al límite de tarjetas amarillas. Podrían ser titulares Diego Barrado y Oscar Ahumada, mientras que el castigo por la llegada tarde de Daniel Villalva quedó atrás y el joven delantero acompañaría a Gabriel Funes Mori o Gustavo Canales en el ataque. Vega; Villagra, Ferrero, Quiroga, Díaz; Barrado, Ahumada, Rojas; Gallardo; Villalva, Funes Mori, sería entonces el equipo para visitar el domingo a Gimnasia en La Plata.

Compartir: 

Twitter
 

A Leonardo Astrada ya no le tendrán tanta paciencia en River.
Imagen: Fotobaires
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.