DEPORTES › YA NO QUEDAN ARGENTINOS EN EL PRIMER GRAND SLAM DE LA TEMPORADA

Era en Australia, pero no llegaron lejos

Con las derrotas de Nalbandian ante Berankis, de Del Potro ante Baghdatis y de Schwank ante García López se terminó el torneo en la segunda ronda para los tenistas nacionales. Desde 1999 que no había una participación tan pobre en el Melbourne Park.

Ya no quedan argentinos en Melbourne Park. Ayer fueron eliminados los últimos tres: David Nalbandian, Juan Martín Del Potro y Eduardo Schwank. El cordobés sintió el agotamiento de su maratónico partido ante Lleyton Hewitt y debió abonar ante el afortunado lituano Richard Berankis, el tandilense cayó ante el chipriota Marcos Baghdatis y el rosarino fue eliminado por el español Guillermo García López.

Segunda ronda. Hasta ahí llegó el sueño de los argentinos en Australia, primer Grand Slam del año. Se trata de la peor campaña de los argentinos en los últimos 12 años, igual a lo ocurrido en 1999 cuando en la misma instancia sucumbieron Mariano Puerta, Franco Squillari y Mariano Zabaleta. Lo más llamativo fue la caída de Nalbandian (21 del ranking) ante Berankis (95) por 6-1,

6-0, 2-0 y abandono. Del Potro (236), en cambio, cayó en cuatro sets ante Baghdatis (22), quien fue finalista del torneo en 2006, por 61, 6-3, 4-6 y 6-3. Mientras que Schwank (86) le hizo fuerza pero no pudo doblegar al español Guillermo García López (32) y terminó cayendo por 6-4, 7-6 (8) y 6-1, y enojado con el público.

Nalbandian pagó muy caro su maratónica victoria, luego de 4 horas y 48 minutos de juego, en la primera ronda ante el australiano Hewitt, ex número uno del mundo. Y por eso no pudo repetir ninguna de sus actuaciones de 2003, 2004 y 2005, donde alcanzó los cuartos de final, ni mucho menos la del 2006, cuando alcanzó las semifinales donde cayó ante el luego finalista Baghdatis. “El partido del martes fue excepcional, de los que te desgasta más de la cuenta”, comentó Nalbandian, quien confesó no haber podido conciliar el sueño hasta la madrugada del día siguiente.

“Estaba como vacío, fue muy duro. Tiraba la pelota para sacar y todo se me movía. El médico me dijo que era peligroso jugar así y me retiré”, explicó Nalbandian tras la derrota. “Con 20 años hubiera sido distinto, porque las energías son otras, pero jugar tanto tiempo y de noche no me permitió recuperarme bien”, admitió el cordobés. Y agregó: “Por ahí jugás cinco horas y no te desgasta tanto, lo que importa es el nivel de estrés, todos los partidos son muy distintos”.

Distinto es el caso de Del Potro, que a pesar de la derrota se fue conforme con su rendimiento. “Lo bueno que tengo para rescatar es que por momentos mi saque y mi derecha son los que tienen que ser, todavía hago daño con esos golpes, que son fundamentales”, manifestó el tandilense, que en Melbourne jugaba su segundo torneo desde que regresó luego de una operación en su muñeca derecha que lo tuvo inactivo durante ocho meses.

Durante el partido ante el chipriota, Del Potro mostró gestos de dolor en su muñeca y hasta pidió atención médica. También se quejó con el juez de silla por el estruendo que bajaba de las tribunas de un grupo de fanáticos de Baghdatis. Pero dentro de la cancha, el asunto fue que no arrancó bien y cuando comenzó a encontrar su juego no pudo aguantar a su rival en el cuarto set y terminó perdiendo al cabo de 2 horas y 42 minutos de partido.

“Las sensaciones que tengo son difíciles de explicar. Yo entro queriendo ganar, no me importa. Habría que juntar a 10 o 15 personas operadas de la muñeca para entender qué te pasa en una situación así”, manifestó Del Potro en la conferencia de prensa. “Estoy mejorando, jugué mejor que en Sydney, y eso es positivo. Me sirve mucho jugar con jugadores de este tipo, más allá del resultado”, agregó.

El primero de los eliminados fue Schwank, quien perdió ante García López tras 2 horas y 11 minutos. “Me enojé y me descargué con los de afuera. También es cierto que en Australia las hinchadas son incontrolables”, añadió el rosarino, que dispuso de una ventaja 4-1 en el primer set, pero luego perdió cinco juegos consecutivos, y también contó con dos set points en la segunda manga, que no aprovechó. Así, Nalbandian, Del Potro y Schwank se sumaron a los otros argentinos eliminados Juan Mónaco, Brian Dabul, Carlos Berlocq, Juan Ignacio Chela, Leonardo Mayer y Gisela Dulko.

Compartir: 

Twitter
 

Toda la frustración de Nalbandian. “Estaba como vacío”, remarcó el cordobés sobre lo que sucedió.
Imagen: EFE
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.