DEPORTES › ESTEBAN FUERTES, GOLEADOR EN COLóN A LOS 38 AñOS

“En el fútbol de hoy se juega sin ideas”

Para el santafesino, la veteranía aporta serenidad y una visión diferente para moverse en la cancha.

A los 38 años, Esteban Fuertes es uno de los futbolistas más veteranos del Torneo Clausura. Máximo goleador en la historia de Colón con 124 tantos, el delantero no para de romper redes: ya marcó tres en las dos fechas que se disputaron hasta el momento en el campeonato, y se erige como firme candidato a repetir lo que ya consiguió en el Clausura 2000 con 17 goles. Referente del club santafesino, analizó con Página/12 sus expectativas en este certamen. Además, explicó el porqué del aluvión de jugadores mayores de 30 años que retornaron al país para quemar sus últimos cartuchos, una tendencia que se profundizó en este semestre.

–¿Cuál es la fórmula para mantenerse vigente en el fútbol argentino?

–No hay ningún secreto, la clave siempre es trabajar para mantenerse competitivo. Eso depende de cada uno y el empeño que deposite para lograr el objetivo de permanecer en un nivel alto hasta el retiro definitivo. En mi caso, para terminar mi carrera no falta mucho, pero si pretendo continuar vigente es importante no pensar que queda poco. Siempre es mejor pensar que aún queda mucho por recorrer. Como delantero vivo de los goles, y mientras siga convirtiendo, ese plazo se alarga más.

–¿Por qué cree que en estos últimos años hay un caudal importante de futbolistas mayores de 30 años referentes de sus planteles?

–Que la voz de mando la tengan los más viejos es una cuestión natural. Eso ocurre en la mayoría de los equipos y es algo indispensable para que los más jóvenes sepan qué camino tomar. Ahora bien, que en estos tiempos haya más figuras que estén en la etapa final de su carrera es una decantación de lo que pasa en el fútbol argentino. Son innumerables los casos de pibes que se van a la primera oportunidad a Europa y después allá se les termina perdiendo el rastro. De esa manera, acá quedan los más grandes, que ya no tienen edad para una transferencia y, como conocen a la perfección este juego, se destacan. Otra es la historia de los que vuelven luego del éxito o el fracaso afuera. Puede que se piense que jerarquizan el torneo, o incluso quizá se entienda que al venir ya desgastados, sólo estanquen el rendimiento de nuestro fútbol.

–¿Qué le aportan esas figuras al fútbol local?

–Particularmente, creo que los mayores de 30 y pico brindan un conocimiento que los más jóvenes no tienen por falta de experiencia. Salvo excepciones, en el fútbol de hoy se juega sin ideas, con más intenciones para destruir que construir. Es un mal que aqueja a este certamen hace mucho tiempo. Los más viejos aportamos cierta cuota de serenidad y tranquilidad para vivir el fútbol de otra manera. No quiero decir que es otra filosofía de vida. Soy apasionado con esto, y en la cancha me peleo por ganar siempre, pero con los años la idea del “ganar como sea” se va desvaneciendo y la velocidad va mermando para darle lugar a una visión de juego mucho más amplia. Esa es la esencia que brinda el jugador que quema sus últimos cartuchos con inteligencia.

Entrevista: Matías Quercia.

Compartir: 

Twitter
 

Fuertes marcado por Víctor López (Banfield). Es el goleador del Clausura.
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.