DEPORTES › ALGUNAS CLAVES DEL SUCESO

Orgullo uruguayo

 Por Carlos Castillos

Desde Montevideo

Los uruguayos están orgullosos de sus selecciones nacionales de fútbol y eso se nota en la actual Copa América, pero también en los amistosos internacionales o los mundiales juveniles. También es notorio en las calles, adornadas con el color celeste y hasta en el comercio, que incrementa las ventas de todo lo que tenga vinculación con el fútbol de la selección nacional.

Esta generación de futbolistas que está en la final de la Copa América y que consiguió el cuarto puesto en el Mundial de Sudáfrica es una de las responsables de este fenómeno.

El otro protagonista es el maestro Oscar Tabárez, técnico y supervisor general de todas las selecciones nacionales, y quien elaboró un plan a largo plazo que arrancó en marzo del 2006 y se mantendrá, al menos, hasta el 2014.

Pero no todo fueron rosas para este “sufrido” proceso que, desde el principio, apuntó a romper viejos esquemas en el fútbol uruguayo, como la tendencia al “resultadismo” que impedía los procesos a largo plazo. Pocos recuerdan hoy que hace apenas 22 meses la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF) tuvo que ofrecer dos entradas al precio de una para que la gente fuera al Centenario a apoyar a la Selección, que jugaba ante Colombia un partido clave por la 16ª fecha de las eliminatorias.

Faltaban dos partidos para decidir la presencia en Sudáfrica y la gente desconfiaba de aquel equipo que venía de perder 1-0 en Lima ante Perú, ya eliminado, y apenas le había empatado 2-2 a Venezuela en Caracas en la fecha anterior, dos partidos que estaba obligado a ganar y a los que llegó como favorito.

Aquel 9 de septiembre del 2009 Uruguay le ganó 3-1 a Colombia y el 10 de octubre, de local, venció a Ecuador, de manera que empezó a torcer el rumbo hacia el presente, en el que la gente disfruta un cuarto puesto, un reciente vicecampeonato mundial Sub-17 y hasta la clasificación para el Mundial Sub-20 de Colombia (que arranca la próxima semana) y los Juegos Olímpicos de Londres 2012.

Lograr este clima de entusiasmo, alegría y orgullo, a la vez condimentado con modestia y sentido de la ubicación del país en el mundo del fútbol, “es muy difícil para cualquier actividad”, sostiene Tabárez.

Uruguay es uno de los países con la mayor red de organización del fútbol infantil, desde los 6 años de edad, y registra en su historia dos medallas olímpicas (1924-1928) y dos mundiales (1930-1950), además de 14 Copas América y decenas de títulos internacionales a nivel de clubes.

Compartir: 

Twitter
 

 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.