EL MUNDO › GORAN HADZIC HABíA ESTADO PRóFUGO DESDE QUE SE EMITIó UNA ORDEN DE CAPTURA, HACE SIETE AñOS

Detienen a un criminal de guerra serbio

Belgrado arrestó a uno de los presuntos responsables de violaciones a los derechos humanos en Croacia entre 1991 y 1995. Ahora se espera que Hadzic, como Ratko Mladic lo fue este año, sea extraditado a la Corte de La Haya.

 Por Vesna Peric Zimonjic *

Desde Belgrado

Serbia arrestó ayer a uno de los sospechosos de crímenes de guerra que quedan, poniendo un punto a la guerra civil que asoló a la ex Yugoslavia en la década del ’90 y mejorando las oportunidades de Belgrado de lograr su ambición de unirse a la Unión Europea (UE). Goran Hadzic había estado prófugo desde que se emitió una orden judicial de captura hace siete años. Ya ha sido interrogado sobre su rol en las atrocidades de los derechos humanos en Croacia entre 1991 y 1995, en especial la masacre de casi 300 prisioneros de guerra croatas en la granja Ovcara cerca de la ciudad de Vukovar, en noviembre de 1991.

El arresto de sospechosos de crímenes de guerra es una precondición para que Serbia entre en la UE y el gobierno de Belgrado fue criticado por su inercia para encontrar a los sospechosos. Sin embargo, con la presidencia en Serbia de Boris Tadic, pro-occidental, y después de repetidos ultimátums de la UE, los principales sospechosos han sido encontrados.

Hadzic, de 53 años, quien fue arrestado en el norte montañoso de Serbia, está también acusado de asesinar a más de 50 croatas después de ordenarles marchar a través de campos minados para que luego no fueran peligrosos para los paramilitares serbios. Otros cargos incluyen la tortura, la deportación y el traslado forzado de croatas y otros no serbios de los territorios bajo su control, la mayoría en Croacia occidental.

Hadzic encabezaba la autoproclamada “Serbia, república de Krajina” que dividió un tercio del territorio croata cuando el país se independizó de Belgrado. El enclave tenía el apoyo de Slobodan Milosevic, quien era entonces el presidente serbio y que murió de un ataque al corazón durante su juicio por crímenes cometidos durante la guerra de los Balcanes. El fiscal serbio de crímenes de guerra, Vladimir Vukcevic, confirmó el arresto de Hadzic durante una conferencia de prensa, diciendo que estaba “irreconocible, armado, pero no ofreció ninguna resistencia”.

Fue detenido en el pueblo de Krusedol, unos 60 kilómetros al noreste de Belgrado, cuando se encontraba con hombres que le entregaban dinero. Vukcevic dijo que Hadzic había estado luchando financieramente y había tratado de vender un cuadro de Amedeo Modigliani valuado en millones de euros. “Ahí es cuando se dio cuenta de que se había quedado sin fondos”, dijo Vukcevic.

El presidente Tadic anunció el arresto en vivo en la televisión nacional, afirmando que Serbia había “concluido su capítulo más difícil en la cooperación con el Tribunal de La Haya (de crímenes de guerra internacionales)”. Ahora se espera que Hadzic, como Ratko Mladic anteriormente este año, sea extraditado a La Haya, donde se enfrentará al Tribunal Penal Internacional por la ex Yugoslavia. En una declaración, el juez O-Gon Kwon, presidente actuante del tribunal, dijo: “El arresto de Hadzic marca otro hito en la historia del tribunal y acerca esa institución a un exitoso fin de su mandato”.

En el pasado, Hadzic había escapado a su arresto por poco, aparentemente después de datos filtrados por las autoridades de seguridad serbias. Las autoridades de Serbia de postguerra han sido acusadas durante años de no hacer lo suficiente para capturar a los sospechosos de crímenes de guerra. El presidente Tadic dijo ayer: “Hemos hecho esto por los ciudadanos de Serbia, por las víctimas entre otras naciones, por la reconciliación. Sin reconciliación, no hay futuro en esta región”.

Preguntado acerca de si esto aumenta las esperanzas de ser miembro de la UE, el presidente dijo que estaba “esperando ver qué tenía la comunidad europea para decir”. La UE inmediatamente se alegró con el arresto y saludó la “determinación y compromiso” del gobierno de Tadic. “Este es un paso importante para Serbia y su perspectiva europea e igualmente crucial para la justicia internacional”, fue una declaración del bloque.

* De The Independent de Gran Bretaña. Especial para Página/12.

Traducción: Celita Doyhambéhère.

Compartir: 

Twitter
 

Hadzic, de 53 años, fue arrestado en el norte montañoso de Serbia sin oponer resistencia.
Imagen: EFE
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.