DEPORTES › RIVER LO DIO VUELTA Y VENCIO 3-1 A INDEPENDIENTE RIVADAVIA EN MENDOZA

Festejo con propios y extraños

Con una tribuna de “neutrales” colmada, el equipo de Almeyda se recuperó del rápido gol de Ferradás y lo dio vuelta con los pibes y los refuerzos: Centro de Abecasis para el empate de Ocampos, y luego goles de Aguirre y Carlos Sánchez. Es líder con Central.

Pese a las dudas del comienzo, River se repuso a tiempo y con goles del juvenil Ocampos y los flamantes refuerzos Martín Aguirre y Carlos Sánchez, venció 3-1 a Independiente Rivadavia, en Mendoza, que significó su primera incursión como visitante, con mucho público, en su camino por la B Nacional. El equipo que dirige Matías Almeyda pasó de los nervios luego del tanto de Ferradás a la calma de una victoria que lo deja líder y con puntaje ideal, junto a Central.

El elenco de Núñez quiso mostrar su superioridad ni bien movió del medio y apenas tardó 15 segundos en inquietar a la defensa rival. Entonado tras el debut con triunfo frente a Chacarita, pretendió conseguir tranquilidad rápidamente. Sin embargo, debió sufrir. Es que los mendocinos sorprendieron con su efectividad. Si Lázaro había avisado con un remate flotado que pegó en el travesaño, intentando aprovechar el adelantamiento de Chichizola, Ferradás confirmó la tendencia cuando abrió el marcador tras un pase certero de Solís.

River estaba desorientado, sin entender cómo revertir la situación. Los locales, conocedores de sus limitaciones a la hora de generar juego, llevaron a su adversario al formato que más les convenía. Con mucha fricción y un esquema sólido, se hicieron dueños de la pelota en los primeros minutos. Aun así, no obtuvieron rédito de ese panorama, y lo padecieron. Quienes inflaron el pecho por el visitante fueron los juveniles. A los 19, entre Abecasis, que envió el centro, y Ocampos, que cabeceó muy bien, igualaron el partido.

Desde allí, la respuesta anímica de River tras la recuperación en el resultado fue contundente. Alejandro Domínguez se hizo eje del funcionamiento, Martín Aguirre entró en sintonía, y de esa manera, el dominio de los de Núñez fue evidente. Más todavía cuando se capitalizó en la red a los 39: el ex Olimpo capturó un rebote en el área y señaló el 2-1.

En el complemento, el equipo de Hrabina quiso el empate pero no pudo obtenerlo, y River no perdonó. A los 68, Sánchez se benefició de una falla en la salida, entró al área, cruzó el remate y convirtió. Sólo quedó tiempo para que los hinchas “neutrales” que se acercaron al Malvinas Argentinas festejaran que el conjunto de Almeyda sumara su segundo triunfo al hilo y ya piense en De-samparados, su próximo rival.

Compartir: 

Twitter
 

Martín Aguirre, con el grito de cara a la gente de River, que colmó una popular.
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.