DEPORTES › SAN LORENZO SUPERO 3-1 A ARGENTINOS Y SE COLOCO EN SEGUNDO LUGAR

El crédito lo tenía en el banco

Con goles de los suplentes Romeo y Tellechea, el equipo de Asad resolvió un partido que estaba complicado. Gigliotti había adelantado al Ciclón, pero Morales había igualado en la segunda parte. La hinchada reclamó un triunfo en la próxima fecha ante Boca.

A partir de los goles que le aportó el banco de suplentes sobre el final del partido, San Lorenzo superó 3-1 a Argentinos en el Nuevo Gasómetro y cosechó su segunda victoria consecutiva para arribar a los seis puntos y quedar a uno de los líderes Vélez y Lanús. Emanuel Gigliotti había abierto el marcador, mientras que Juan José Morales puso el empate transitorio. Con el ánimo fortalecido tras el triunfo sobre Estudiantes, en La Plata, el equipo que conduce Omar Asad salió en busca de las tres unidades en casa desde el arranque. Convencido de sus herramientas para vencer a su rival, el elenco de Boedo mostró sus virtudes desde el fondo hacia adelante: fue seguro con la voz de mando de Jonathan Botinelli; preciso desde los pies de Néstor Ortigoza; veloz a partir de las corridas de Gabriel Méndez y potente con la fuerza de voluntad que insinuaban tanto Juan Manuel Salgueiro como Gigliotti.

Sin embargo, su mayor problema pasó por la ansiedad. Inteligente y conciso para distribuir la pelota, le faltó calma para destrabar la igualdad. Por su parte, Argentinos era poco lo que proponía. Sólo los atrevimientos de Gustavo Oberman y las ganas de Morales.

Con ese panorama, San Lorenzo necesitaba paciencia para hallar el gol. Y lo encontró a los 25 minutos, cuando Ortigoza dio un pase justo desde lejos y Gigliotti ganó la posición a las espaldas de los defensores del conjunto de La Paternal para quedar libre frente a Ojeda y decretar el 1-0.

La ventaja puso paños fríos a la búsqueda del local y se dedicó en el complemento a manejar el resultado. Pero lo terminó pagando caro con el correr de los minutos. Argentinos entró en partido y, a los 65, un centro de Barzola encontró la cabeza de Morales para estampar el 1-1. Parecía que el trámite viraba, pero un error del arquero Ojeda, que dejó un rebote largo, le permitió a Romeo, que recién había entrado, darle nuevamente la ventaja al local. Allí volvió todo a su cauce y sólo quedó tiempo para que sobre el cierre Tellechea, que también ingresó minutos antes, pusiera el 3-1 definitivo. Así, San Lorenzo se ilusiona y, con dos triunfos en fila, ya piensa en lo que será el clásico ante Boca.

Compartir: 

Twitter
 

Gigliotti volvió a convertir para un nuevo triunfo de San Lorenzo.
Imagen: DyN
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.