DEPORTES › ARGENTINA DEBUTO CON UNA COMODA VICTORIA EN EL PREOLIMPICO DE MAR DEL PLATA

A la Selección le alcanzó con un solo tiempo

Con la Generación Dorada en el polideportivo marplatense, el triunfo sobre Paraguay abrió el camino, que continúa esta tarde ante los uruguayos. Felices en la Ciudad Feliz.

 Por Ariel Greco

Desde Mar del Plata

Muy sencillo resultó el primer examen para la Selección Argentina de básquetbol en el Preolímpico de Mar del Plata. Tal como se preveía, Paraguay no presentó ningún obstáculo y el conjunto de Julio Lamas se impuso con comodidad 84-52, en un encuentro que se definió en el primer tiempo. El próximo compromiso es esta tarde ante Uruguay, un adversario que ya presenta otra complejidad, aunque durante la preparación para este certamen Argentina se impuso por 25 puntos en un amistoso disputado en Montevideo.

“Es importante ganar por ser el debut. Son partidos en los que no hay que distraerse y eso es lo que rescato”, comentó Lamas sobre el compromiso ante los paraguayos. Y los primeros 3m20 del juego marcaron la pauta de lo que iba a ser el partido y de las intenciones argentinas. En ese lapso, con un Scola indetenible, tanto bajo el aro como cuando se posteaba en la zona de tiros libres, con una defensa que apenas permitía lanzar a su rival y pese a que Emanuel Ginóbili lucía llamativamente errático, Argentina colocó un parcial inicial 10-0, con ocho puntos del capitán, que obligaron al entrenador visitante a pedir el primer tiempo muerto. A partir de ahí, Paraguay amagó con equilibrar un poco el desarrollo, pero los triples de Quinteros y Nocioni terminaron de abrir una brecha de casi veinte puntos. “En estos torneos no hay noches libres. No te podés descuidar con nadie, porque lo pagás con una derrota”, remarcó Quinteros, el goleador del juego con 19 puntos.

Con esa renta, Argentina reguló el esfuerzo y el encuentro se tornó deslucido. Con el ímpetu de Zanoti y, sobre todo, de Araujo bajo los tableros, Paraguay intentaba disimular las diferencias. Cuando los locales no se mostraban intensos o pasaban por algún pasaje de desconcentración, lo conseguía. Pero cuando Argentina aceleraba, la ventaja se estiraba sin inconvenientes. Por eso, a media velocidad, el equipo de Lamas llegó a la primera mitad con 22 puntos de luz (45-23). Una distancia tan notoria conspiraba contra la atención del público, que apenas se motivaba con alguna acción lujosa, como una tremenda volcada de Ginóbili tras una notable asistencia de Quinteros. Ni siquiera el incentivo del “vamos Argentina”, que aparecía en el espectacular cubo led estilo NBA especialmente traído para la ocasión y colgado en la mitad de la cancha conseguía contagiar algo de clima. Seguramente, con el correr de los juegos y cuando la dificultad del rival aumente, la situación cambiará. Pero ayer, a pesar de que el estadio se completó en un 85 por ciento, lejos estuvo de calentarse.

A partir de la ventaja, Lamas rotó el equipo para no cargar de minutos a sus jugadores y algunos suplentes, como Quinteros, Jasen y Kammerichs, respondieron con acierto. Por eso, la diferencia se fue estirando sin mayores contratiempos. A esa altura, la cabeza estaba más en Uruguay que en el partido de anoche. “Esperamos un partido áspero –afirmó Ginóbili tras el encuentro–. Uruguay es duro, forcejea, pega, ensucia, hace un trabajo de fricción, que es el histórico estilo de ellos. Pero eso no tiene que molestarnos y nosotros tenemos que ser pacientes, hacer nuestro juego y no perder el pase extra, que siempre nos caracterizó.” Por su parte, Lamas le restó trascendencia al amistoso de hace dos semanas, cuando Argentina ganó fácil. “No tiene nada que ver. Para ellos, Esteban Batista es muy importante, porque empiezan a jugar con él y luego abren los espacios. Y ese día no estuvo”, sostuvo el entrenador argentino, que vuelve a dirigir un torneo oficial tras el Preolímpico de Puerto Rico en 1999, cuando comenzaron a aparecer varios de los jugadores que hoy son la base de la ilusión argentina.

84- ARGENTINA

Prigioni, 7; Ginóbili, 10; Nocioni, 10; Scola, 14; Gutiérrez, 12 (fi); Sánchez, 0; Quinteros, 19; Leiva, 4; Jasen, 4; Kammerichs, 4.

DT: Julio Lamas.

52- PARAGUAY

Martínez, 4; Zanoti, 13; Pérez, 2; Fabio, 11; Araujo, 18 (fi); Torres, 0; Ozuna, 0; Mellone, 2; Rodas, 2.

DT: Arturo Alvarez.

Estadio: Islas Malvinas.

Arbitros: Steve Seibel (Canadá), Guilherme Locatelli (Brasil), Roberto Oliveros (Venezuela).

Parciales: Argentina 27-8, 45-23, 69-40.

Compartir: 

Twitter
 

Emanuel Ginóbili despertó entusiasmo entre la gente.
Imagen: Télam
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared