DEPORTES › LOS PATRONELLI, ESTRELLAS DEL PRIMER DIA DE VERIFICACIONES

Al Dakar le cuentan las tuercas

En Mar del Plata no hay tantos fanáticos de la prueba como antes, mientras los participantes someten sus máquinas a la revisión oficial. Los hermanos de Las Flores, ganadores de las anteriores dos ediciones, podrían estar compitiendo por última vez.

En Mar del Plata, el Dakar no despierta la misma fiebre que en Buenos Aires. El primer día de verificaciones técnicas en la Base Naval reunió a un buen número de curiosos, más veraneantes que fanáticos, pero en número menor al que normalmente solía agolparse en las instalaciones de la rural cuando el Dakar partía desde la Capital. Se calculaba que ayer habían pasado más de 10 mil personas por el Village Dakar, el campamento previo de la prueba, donde un choripán cuesta 25 pesos. Motociclistas y pilotos de cuatriciclos pasaron ya la verificación, que se extenderá hasta mañana inclusive. Hoy seguirán autos y camiones.

La categoría de los cuatriciclos es la menos nutrida de este Dakar 2012, pero en la que más argentinos compiten con chances de triunfos parciales, y entre ellos se destacan los hermanos Marcos y Alejandro Patronelli, ganadores de las últimas dos ediciones. Ellos verificaron sus cuatriciclos Yamaha entrada la tarde.

“Vamos a hacer una carrera tranquila, no queremos apurarnos –señala Alejandro, el último campeón–. Nuestra meta es llegar.” La idea de ambos hermanos es “no correr a nadie, sino a la carrera. La estrategia será ir lo más juntos posible con Marcos, no como hicimos este año” en la edición de enero pasado. Podría ser la última ocasión en la que los hermanos de Las Flores tomen parte de la competencia. “Los organizadores del Dakar hacen competencias muy seguras y, simplemente, hay que pasarlas una por una y no enloquecerse para llegar a Perú”, acota.

En el laberinto de las verificaciones administrativas, se respira un ambiente similar a antes de un partido importante. Los Patronelli saludan al clan Maffei. Los dos veces campeones ante uno de sus rivales más peligrosos, junto con Pablo Copetti, otro de los argentinos que pueden pelear la punta.

Ahora el reglamento limita los motores a 700cc: se acabaron los 900cc que facilitaban los enlaces. “Prefiero esta restricción. Dominar un 900cc es más duro y más cansador, con un sobrepeso de 100 kg y un frenado más delicado”, apuntó. Tomás Maffei (7º en 2011, con dos victorias de etapa), también destaca ese aspecto: “La etapa maratón (sin asistencia) va a ser un gran momento. Ese día se disputará la carrera y nos ayudaremos mutuamente. Va a ser un Dakar de verdad”.

Compartir: 

Twitter
 

Marcos y Alejandro Patronelli, los máximos candidatos en la categoría de cuatriciclos.
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.