DEPORTES › JULIO FALCIONI SUSPENDIO SU HABITUAL CONFERENCIA DE PRENSA

Mejor no hablar de ciertas cosas

El debate sobre el juego del campeón invicto Boca no decae, los propios jugadores aportan su cuota de opinión y por eso el técnico esquiva las declaraciones públicas. Dos cambios para recibir el domingo a Newell’s.

La sala de conferencias de Boca tendrá este mediodía una silla vacía: la que habitualmente ocupa Julio Falcioni cada viernes, en la previa a los encuentros del fin de semana. Debido a la “seguidilla” de partidos, según informó el departamento de prensa del club, el entrenador no tomará contacto con los periodistas. No es difícil suponer que el técnico pretende evitar la exposición luego de una semana en la que varios referentes criticaron la manera de jugar del equipo.

Después de su amago de renuncia tras la discusión que mantuvo con varios referentes del plantel luego del debut en la Copa Libertadores ante Zamora, que provocó que un aluvión de periodistas se presentara el último viernes en Boca para hacerle preguntas al entrenador, Falcioni prefirió evitar una situación similar. “Espero verlos a todos el viernes que viene”, había dicho socarronamente el DT, ante la inusual cantidad de medios que no cubren las prácticas de Boca en forma habitual y que fueron por la polémica surgida en el plantel.

Sin embargo, tras el pálido empate ante Unión, otras voces pesadas en el vestuario de Boca –como Rolando Schiavi, Pablo Ledesma y Leandro Somoza– hicieron declaraciones referidas al bajo nivel del equipo. “No nos gusta cómo estamos jugando. Vamos a tener que hablar para ver si cambiamos la manera de jugar. El campeonato pasado teníamos seis o siete jugadas por partido y ahora no tenemos ninguna”, señaló Schiavi, después de la igualdad sin goles en Santa Fe.

En ese sentido, se especulaba con alguna contestación de Falcioni sobre el tema, pero está claro que el técnico no quiere otra confrontación con los jugadores, luego de que les tuviera que pedir disculpas por el conflicto desatado en Barinas. Por eso, la estrategia elegida fue el silencio y la excusa perfecta fue la seguidilla de partidos, teniendo en cuenta que Boca jugará el domingo ante Newell’s, luego se enfrentará a Central Córdoba en la Copa Argentina, después visitará a San Lorenzo y más tarde recibirá a Fluminense, en su segundo compromiso por la Libertadores.

El que intentó restarle importancia al debate sobre el rendimiento de Boca fue Pablo Mouche, quien aseguró que se exagera en las críticas que se le hacen a Boca. “Respeto lo que diga Schiavi, pero me parece que se exagera sobre el nivel de Boca. Se olvidan de que hace dos meses salimos campeones”, remarcó el delantero, quien seguirá como titular.

Más allá de su silencio, Falcioni paró el posible equipo para jugar ante Newell’s, con dos variantes obligadas. Facundo Roncaglia y Rolando Schiavi, ambos con cinco amarillas –además, el central está lesionado–, saldrán del equipo para que ingresen Matías Caruzzo y Clemente Rodríguez, ya recuperado de una molestia muscular.

Compartir: 

Twitter
 

Falcioni se salió con la suya y no hablará.
Imagen: Télam
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.