DEPORTES › LOS PUMAS HICIERON UN GRAN PARTIDO FRENTE A LOS PODEROSOS ALL BLACKS EN WELLINGTON, PERO CAYERON 21-5

Pensaron que podían ganarlo y se les escapó

Los dirigidos por Phelan se plantaron a puro tackle, pero cometieron muchos penales. Los neocelandeses, implacables.

El seleccionado argentino de rugby, Los Pumas, cayó ayer ante Nueva Zelanda por 21-5 en el partido correspondiente a la tercera fecha del Rugby Championship, disputado en el Westpac Stadium de la ciudad de Wellington ante unos 30.000 espectadores. El encuentro fue casi un calco del partido que ambos disputaron hace un año en la Copa del Mundo. Durante la primera parte, Los Pumas llegaron a estar al frente gracias a un try de Rodrigo Roncero y se fueron perdiendo por escaso margen. Pero en casi toda la parte complementaria el equipo albiceleste se vio dominado por los locales y debió resignarse a defender.

No lo hizo mal, incluso en los 10 minutos que jugó con uno menos por la amonestación recibida por Julio Farías, pero en el cierre recibió dos tries que le impidieron sumar al menos un punto, aunque, como ocurrió en Ciudad del Cabo ante Sudáfrica, impidió que su verdugo se llevara el bonus. Fue otro gran partido de los forwards y también cumplieron los backs a la hora de detener a un adversario que recién en el cierre le encontró la vuelta al equipo argentino, aprovechando en parte el desgaste físico sufrido por los albicelestes.

La próxima presentación del representativo nacional tendrá lugar el sábado próximo en la ciudad australiana de Gold Coast, donde se medirá con el seleccionado local, que ayer derrotó a Sudáfrica por 26-19, en su último encuentro como visitante del torneo. Posteriormente, recibirá a Nueva Zelanda el sábado 29 en el estadio Ciudad de La Plata y a Australia, el 6 de octubre en cancha de Central.

Como ocurriera un año atrás en la Copa del Mundo, Los Pumas se fueron con una leve desventaja en la primera mitad (5-6), pero marcando el único try del encuentro en esos 40 minutos. Los All Blacks comenzaron dominando claramente y situando a los albicelestes en su campo durante los 5 minutos iniciales. Pero luego el encuentro fue parejo e impreciso.

Aaron Cruden, quien había errado un penal esquinado al comienzo, puso en ventaja a los locales, que intentaron jugar en todo momento, tal su costumbre, pero chocaron con una defensa muy bien parada y también con sus errores de manejo, en parte producto del clima (comenzó a llover cinco minutos antes de que empiece el partido).

Y a los 12 Argentina capitalizó una de esas fallas. Ma’a Nonu quiso quebrar por el centro del terreno y perdió la pelota. Los argentinos abrieron la pelota hacia la derecha con rapidez, Gonzalo Camacho se lanzó con su característica potencia y velocidad hacia el ingoal, fue tackleado y del ruck llegó el try de Roncero que dejó a Los Pumas arriba. El try le dio más tranquilidad al equipo albiceleste, que mejoró en el line (había perdido sus tres primeros lanzamientos) y fue sólido en el scrum y a la hora de atacar con el maul y de defender cuando los All Blacks quisieron atacar por la misma vía.

Lamentablemente, el equipo volvió a cometer cantidad de penales (nueve en la primera parte) y después de uno de ellos Cruden puso el 6-5 parcial, que puedo ser mayor de no mediar un salvador tackle de Marcelo Bosch cuando Victor Vito se iba derechito al ingoal.

El inicio de la parte complementaria siguió siendo equilibrado. Cruden amplió diferencias con un nuevo penal, pero sobre los 12 minutos Martín Rodríguez tuvo la posibilidad de volver a achicar diferencias desde una posición bastante factible. El rosarino falló y ahí empezaron a morir las esperanzas argentinas, ya que de ahí en más Nueva Zelanda pasó a dominar el juego ante unos Pumas que tacklearon y tacklearon, pero ya casi no volvieron a atacar hasta el final.

Una infracción infantil de Farías dejó al equipo con 14 y ahí se les abrieron más los espacios a los All Blacks, que empezaron a liquidar el pleito cuando Julian Savea finalizó en el ingoal una apertura hacia la izquierda y lo remataron con un try de Cory Jane, sobre la punta derecha.

Fue una justa victoria de los All Blacks y otro buen partido del equipo argentino, que ratificó que no está lejos del resto. Y eso deja una puerta abierta a la ilusión para el próximo sábado, ya que los Wallabies australianos no mostraron más que Los Pumas en sus dos enfrentamientos ante los All Blacks.

Compartir: 

Twitter
 

Los Pumas tratan de jugar la pelota. McCaw ejerce presión en la salida.
Imagen: Télam
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.