DEPORTES › LISTADO DE LOS JUGADORES DE RIVER CUYOS PASES NO LE PERTENECEN EN EL CIENTO POR CIENTO AL CLUB

Los acumula de a pedacitos

Trece integrantes del actual plantel, diez que actúan en otros equipos a préstamo y 43 chicos de las inferiores figuran en el balance en propiedad ompartida con otras instituciones, empresas, particulares y hasta los propios futbolistas.

 Por Gustavo Veiga

River es un club precursor en la venta de jugadores fraccionados. Comparte los pases de integrantes de su plantel profesional y de sus divisiones inferiores con decenas de clubes, empresas, particulares y hasta los propios futbolistas. Trece de los dirigidos por Matías Almeyda le pertenecen en distintos porcentajes, ocurre lo mismo con otros diez que fueron cedidos a diferentes clubes y puede formar casi cuatro equipos del semillero con 43 pibes registrados en su último balance y cuyos derechos económicos se reparte con terceros. Una demostración de esta operatoria acaba de producirse. El jueves, la comisión directiva que preside Daniel Passarella aprobó la cesión de una porción de la ficha de Ezequiel Cirigliano a la sociedad llamada Calcio Sud América. Lo curioso es que no se trataba de una parte del 80 por ciento que tiene el club. Todo lo contrario. Era la mitad del 20 por ciento que conservaba la familia del volante.

Calcio Sud América es apenas uno de los tantos socios comerciales de River. La lista de empresas que recibieron beneficios creditorios (se los denomina así en el balance que cerró al 31 de agosto pasado) se completa con Fuerte Brisa, Gold Players, Fútbol 3000, Mil Sports, Sport Plan y Fútbol de Raza. Esta última, que habla de un juego de cierto linaje, tiene dirección en la calle Congreso 1661, muy cerca del estadio Monumental. Controló en el pasado al club Racing de Olavarría cuando Omar Onzari era su gerenciador. Gold Players es del agente FIFA Cayetano Lavalle y posee apenas el 20 por ciento del juvenil Luciano Romero. En cambio, Fútbol 3000 Sociedad Anónima Deportiva es propietaria del 50 por ciento del pase de un jugador experimentado, Gabriel Mercado. Un porcentaje igual es de River.

Además del lateral derecho titular, Luciano Abecasis, Facundo Affranchino, Jonathan Bottinelli, Ezequiel Cirigliano, Leandro Chichizola, Manuel Lanzini, Carlos Luna, Diego Martínez, Germán Pezzella, Ariel Rojas, Augusto Solari y Daniel Villalba son jugadores sobre los que el club controla distintos porcentajes. De Bottinelli tiene un 60 por ciento (el 40 restante es del defensor), de Lanzini mantiene el 80 por ciento (un 10 es de Mil Sports SA y el otro 10 del volante) y en el pase del uruguayo Carlos Sánchez es socio por partes iguales con Godoy Cruz de Mendoza.

River también mantiene diferentes porcentajes de derechos económicos sobre futbolistas que integran otros equipos. Son Gustavo Bou, Maximiliano Coronel, Mauro Díaz, Andrés Ríos, Juan Antonio, Judelín Aveska, Juan Manuel Díaz, Mateo Mussacchio, Lucas Orban y Diego Buonanotte, del que conserva el 15 por ciento (del 85 restante es dueño el Málaga).

Además de las empresas que manejan fracciones de pases, hay particulares que lo hacen. Roberto Luis San Juan es un monotributista que según el último balance tiene el 25 por ciento de Abecasis. Otro porcentaje idéntico le corresponde al abogado Sergio Adrián Martyniuk. El 75 por ciento del juvenil Diego Martínez, con apenas un puñado de partidos en Primera, es de River. Pero el 25 restante se lo reparten tres particulares: Patricia Carolina Pannunzzio (15 por ciento), Norberto Daniel Luna (5 por ciento) y Héctor Rubén Otreras (5 por ciento).

Calcio Sud América aumentó su participación en los derechos de Cirigliano y además tiene el 40 por ciento de Mauro Mallorca, una de las promesas del semillero. El 60 por ciento que falta lo completan River (50 por ciento) y el club Temperley (10 por ciento), de donde surgió. El pase de otro pibe que ya firmó primer contrato, Franco Iberra (categoría 1993), se lo reparten River (80 por ciento) y el club Empleados de Comercio de Bolívar, Claudio Rodríguez, Ramiro Garrido e Ignacio Vidal con un 5 por ciento cada uno. De los 43 juveniles que aparecen encolumnados en el balance bajo el rubro “Beneficios creditorios derivados de acuerdos vigentes”, pequeños porcentajes están en manos de sus clubes de origen, de los propios jugadores o sus familiares.

Jorge “El Indio” Solari, aquel volante que se destacó en River en la década del ’60, figura con el 20 por ciento del pase de su nieto Augusto Solari, quien acaba de debutar en Primera en este campeonato. Cuatro años mayor que Solari, Jorge Luis Sotomayor es un defensor que lleva algunas temporadas en el fútbol chileno y cuyos derechos económicos comparten River y la Unión San Felipe, por el 20 y el 80 por ciento respectivamente. En este último club apareció fichado Bottinelli cuando llegó para la temporada 2012-2013, pese a que había integrado el plantel de San Lorenzo en el torneo anterior. Casualmente es el mismo que investigó la AFIP por una triangulación en la que presuntamente se evadieron impuestos. Un fallo del juez del fuero penal tributario, Javier López Biscayart, rechazó la querella presentada por el organismo fiscal. La AFIP apeló la sentencia con el argumento de que “ampara la evasión”.

Los pases fraccionados, las decenas de propietarios que pueden tener los derechos económicos de los jugadores que integran un plantel y un fútbol a menudo sospechado, forman un cóctel complicado de digerir para los sabuesos que los investigan. En River la asamblea de representantes tiene que aprobar el balance el próximo viernes. Se descuenta que Passarella hará valer su mayoría propia. Entre las páginas 32 y 37 del ejercicio 2011-2012 figura detallado quiénes son los dueños de estos pases que los asambleístas necesitarán mirar con lupa si quieren documentarse antes de votar.

Compartir: 

Twitter
 

Cirigliano, esta semana, le vendió 10 por ciento de su pase a la sociedad Calcio Sud América.
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.