DEPORTES › LA VIEJA HISTORIA DEL DEPORTE DE LOS 22 Y LA PELOTA

Al final ganan los alemanes

El Bayern Munich vapuleó al Barcelona 3-0 en el Camp Nou y jugará la final de la Champions League contra el Borussia Dortmund, que había eliminado al Real Madrid, en Wembley, el próximo 25 de mayo. Messi la vio desde el banco de suplentes.

“Un 4-0 de local y un 3-0 en el Camp Nou: ¡esta semifinal es histórica!” La sentencia del holandés Arjen Robben lo sintetiza todo: la clasificación del Bayern Munich a la final de la Champions League, una definición ciento por ciento alemana contra el Borussia Dortmund, su favoritismo fundado en una performance sensacional, las incógnitas abiertas sobre el futuro del Barcelona... “Pero ahora tenemos también que ganar esto”, añadió Robben, el autor del primer gol, a la Messi.

Ausente por lesión el argentino, las esperanzas del Barcelona de dar vuelta la humillación de Munich cayeron estrepitosamente. “Las bajas de Puyol, Abidal, hoy (por ayer) la de Busquets, unida a la Leo Messi, no son excusa, pero merman al conjunto” afirmó Xavi Hernández. “El equipo lo intentó, un 4-0 era imposible prácticamente y con el gol de Robben ya fue imposible –agregó–. El Bayern fue superior, domina todos los registros del fútbol, técnicamente son muy buenos, físicamente muy fuertes y mentalmente superiores.” “El 7-0 duele, pero creo que la diferencia no es tanta”, opinó Cesc Fábregas.

Messi vio todo el partido desde el banco de suplentes, pero su ausencia no decidió tanto, según los protagonistas. “Es un jugador fundamental para el Barça, pero el Bayern Munich es un adversario muy fuerte, con no solamente buen toque, sino prácticamente todo un equipo a altísimo nivel –señaló el entrenador del equipo alemán, Jupp Heynckes–. Eliminar al Barcelona nos da una satisfacción muy grande, especialmente grande.”

Para Gerard Piqué, “que no juegue el mejor jugador del mundo está claro que no es lo mismo, pero tampoco influyó, creo que el resultado habría sido más o menos el mismo”, afirmó. “Respirás un poco porque es el mejor jugador del mundo, pero si no juega Leo, el Barcelona tiene grandes futbolistas y cualquiera podía hacerlo muy bien”, señaló Javi Martínez, el ex jugador del Athletic de Bilbao que esta temporada llegó al Bayern Munich por 40 millones de euros.

El entrenador del Barcelona, Tito Vilanova, fue más enfático: “Cuando tenés un jugador tan bueno es normal que notes cuando no está, y más si marca 80 o 90 goles. En estos años, cuando hemos jugado sin él hemos estado justos. Pero si al Bayern le hubiese faltado Robben y Ribéry también habría sido distinto”.

Por primera vez desde 2001, cuando el Bayern Munich venció al Valencia en la final, habrá un campeón alemán en la Champions, el próximo 25 de mayo, en Wembley. De hecho, será la cuarta vez que un país monopoliza la final, tras Real Madrid-Valencia (2000), Milan-Juventus (2003) y Manchester United-Chelsea (2008).

El Bayern jugará su tercera final en cuatro años, pero las dos anteriores las perdió, ante el Inter en el 2010 y el año pasado, en su propio estadio, ante el Chelsea. “Ya perdí dos finales y no quiero perder una tercera”, reaccionó Franck Ribéry, que tiró los centros en el segundo gol del Bayern, que Gerard Piqué conectó a la red al golpear la pelota con la rodilla, y en el tercero, en el que el cabezazo de Thomas Müller le ganó a las estiradas de Víctor Valdés, Bartra y Adriano.

“Cuando juegas contra el Barça, está claro que tienes que dar un poco más, son jugadores de mucha calidad, que manejan muy bien la pelota –agregó el francés–. Contra el Borussia Dortmund no será fácil. Es un equipo que tiene un estilo parecido al nuestro, que defiende bien, que corre mucho también.” Curiosamente, ambos equipos, campeón y subcampeón de la Bundesliga, se miden el sábado por el torneo doméstico.

“Supimos jugarle los dos partidos (al Barcelona), con contragolpes muy peligrosos, con jugadores como Robben o Mülller, aprovechamos eso para ganar –opinó Javi Martínez–. El fútbol alemán está haciendo las cosas muy bien. No hay más que ver todos los estadios, que están siempre llenos.”

Si estos resultados alientan expectativas negativas sobre el futuro del Barcelona, Xavi mandó un mensaje en contrario: “¿Futuro? No hay que ser drásticos. El equipo compitió muy bien hasta ahora. Este equipo tiene ganas”, afirmó. El presidente, Sandro Rosell, coincidió: “Cuando la temporada se acabe, será el momento de decisiones, de analizar, de ver qué hacemos... pero lo hacemos todos los años”. Dani Alves expuso los atenuantes: “No hemos llegado con toda nuestra gente, por las lesiones, nuestro mejor jugador, nuestra base no estaba y a este nivel se paga muy caro”.

Compartir: 

Twitter
 

Arjen Robben, una de las figuras del Bayern Munich.
Imagen: AFP
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.