DEPORTES › GINóBILI LES DIO EL TRIUNFO A LOS SPURS

De villano a héroe

 Por Daniel García Marco

Gregg Popovich, técnico de San Antonio Spurs, pasó de desear sacarse de encima a Manu Ginóbili a querer prepararle el desayuno. Y todo en apenas 43 segundos, en los que el argentino dejó de ser villano para convertirse en héroe. “No fue mi mejor noche en el lanzamiento, pero ayuda anotar el último”, aseguró Ginóbili tras una noche extraña. Hasta el último segundo se podría haber definido incluso como muy mala, dado que acertó sólo cinco de sus 20 lanzamientos. Pero anotó el triple final, el último, el que más valía, el que dio un triunfo que parecía imposible a San Antonio ante los Golden State Warriors de Stephen Curry.

El propio Ginóbili admitió que la última jugada no estaba pensada para él, pero los jugadores de Golden State lo dejaron solo y él no erró más. Los Spurs remontaron en cuatro minutos finales frenéticos una desventaja de 16 puntos gracias, sobre todo, a Tony Parker. En la segunda prórroga, Ginóbili lanzó y erró un triple lejano y mal seleccionado, lo que se tradujo en una canasta de Golden State, que se puso por delante. “No me dijo nada, pero su cara lo decía todo”, dijo Ginóbili sobre la reacción del peculiar Popovich. “Fue un mal tiro, no tenía chance de ir hacia el aro, no podía penetrar, estaba cansado y pensé que podía entrar”, explicó.

Poco más de 43 segundos después todo cambió, se redimió: el argentino se quedó solo en la línea, le llegó la pelota e hizo el triple a falta de 1s2 que dio la victoria a su equipo y el 1-0 en la semifinal de la Conferencia Oeste ante los Warriors. Entonces, la cara de Popovich cambió. “Pasé de querer traspasarlo a querer hacerle el desayuno, ésa es la verdad. Cuando le hablo y le digo ‘Manu’, él me dice: ‘Esto es lo que hago’. Hace tiempo que dejé de decirle lo que tiene que hacer”, relató el técnico.

Popovich, técnico de los Spurs desde 1996, conoce muy bien y aprecia al argentino de 35 años, con el que ha ganado tres anillos de campeón de la NBA. Ginóbili forma parte del Big Three de los Spurs junto a otros dos veteranos como Tim Duncan y Parker. Pero muchos creen que la verdadera estrella es Popovich, un técnico áspero con los medios, especialista en defensa y que llevó al equipo de San Antonio a 16 presencias consecutivas en los play-offs y a cuatro anillos.

El argentino es el sexto hombre del conjunto. “Es quien permite que nuestro segundo equipo haga lo que ha estado haciendo todo el año”, lo alabó Popovich tras la última lesión, que lo tuvo fuera de las canchas unas semanas en abril. “El y Tony (Parker) son los creadores que hacen posible el juego para el resto”, explicó el entrenador, que dispone de buenos lanzadores, pero no de tantos penetradores. Por eso, Popovich, consciente de la edad del argentino, lo mima. Los problemas musculares provocaron que Ginóbili sólo disputara 60 partidos en la temporada regular y una media de 23,4 minutos, en los que logró 11,8 puntos y 4,6 asistencias.

Se trataba de que llegara bien a los play-offs. El lunes, cuando el partido estaba cuesta arriba, Popovich se puso en manos de Parker y de Ginóbili. A pesar de que sólo anotó un 25 por ciento de sus lanzamientos, el bahiense dispuso de 36 minutos y terminó con 16 puntos y 11 asistencias. En los segundos finales y pese a su error anterior, el técnico lo mantuvo en cancha. El plan no dictaba que él lanzara, pero lo hizo, anotó y refrendó una vez más el porqué de la confianza de Popovich, que desea renovar el contrato de Ginóbili, codiciado agente libre a final de temporada.

A partir de las 22.30, los Spurs intentarán consolidar la diferencia ante unos Warriors que conformaron un equipo incómodo en el primer enfrentamiento de la llave.

Compartir: 

Twitter
 

Imagen: EFE
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.