EL PAíS › EL DóLAR ILEGAL PASó LOS 10 PESOS ANTES DEL ANUNCIO Y TRAS EL RECHAZO DE CRISTINA A UNA DEVALUACIóN

Los que sí se quieren quedar con todo

Fue otra jornada dominada por la especulación y la presión de los devaluacionistas, que redoblaron el ataque tras el rechazo de Cristina del lunes último. Las acciones, en tanto, siguen batiendo records en la Bolsa de Comercio.

 Por Cristian Carrillo

En una nueva jornada especulativa en la city porteña, el dólar blue que se vende en las cuevas superó ayer la marca de diez pesos. En el segmento paralelo, el billete verde alcanzó a 10,08 pesos y amplió su brecha a 93,5 por ciento respecto de la cotización oficial, que se mantuvo en 5,21 pesos. La suba, de 21 centavos, tuvo lugar luego de la pausa que los especuladores se tomaron el día anterior, cuando incluso llegó a perder un centavo, según lo que informan los mismos cueveros. Si bien se mantiene dentro de márgenes acotados, la operatoria se intensificó ante el rumor de un anuncio oficial en torno de la disparada del dólar marginal (ver aparte). De todos modos, continúa la falta de oferta derivada de mayores controles. La escalada del paralelo sirvió también de aliciente para quienes no están dispuestos a pagar el exorbitante precio que piden estas cuevas y buscan rendimientos en el mercado legal. Las acciones acompañan ese proceso y el promedio de papeles líderes avanzó 3 por ciento. El panel MerVal superó su techo histórico de 4000 puntos.

Para estos especuladores, la definición de la Presidenta acerca de que no habría una devaluación abrupta del tipo de cambio ni desdoblamiento cambiario fue la excusa para seguir presionando desde el segmento ilegal en busca precisamente de estos mismos objetivos. La campaña de economistas del establishment, amplificada por algunos medios, de alentar y así aprovechar la corrida para exigir mayor devaluación, se intensificó a partir de la negativa explícita del Gobierno a convalidar esa transferencia de recursos hacia sectores concentrados. El viceministro de Economía, Axel Kicillof, apuntó en su discurso a los “ataques especulativos asociados a hechos políticos” y criticó a los analistas que piden una “megadevaluación”.

La incertidumbre que generan esas presiones en el mercado, sumadas a las operaciones especulativas de quienes no pueden o no quieren justificar el origen de sus fondos son la principal explicación hoy para que se convaliden precios que duplican la cotización oficial. De hecho, muchos de los precios que revelan las cuevas son de oferta y no encuentran contrapartida. La medida anunciada ayer por el pleno del gabinete económico apunta a quitarle presión a este mercado, a partir de brindar un canal de blanqueo a esos fondos sin tensionar el mercado cambiario (ver aparte). Con excepción de anteayer, el ritmo de suba del dólar blue fue de 20 centavos por jornada, mientras que la cotización oficial acumula en el año una apreciación del 8 por ciento, desde los 4,92 pesos con los que cerró el último día hábil de 2012. En el segmento mayorista el ritmo de apreciación fue similar. El Banco Central tuvo ayer un saldo neutro de intervención en el mercado cambiario, mientras que las reservas cerraron en 39.387 millones de dólares.

El argumento falaz de la falta de opciones de inversión que desincentive la compra de dólares se contrasta por estos días con la notable mejora que registran acciones y bonos, tendencia que debería intensificarse a partir del arribo de instrumentos que atiendan a sectores con problemas de financiamiento. Tras quebrar la barrera psicológica de los 4000 puntos y marcar un nuevo record, el MerVal finalizó la rueda bursátil con un salto de 2,99 por ciento hasta situarse en las 4066 unidades. La mejora estuvo apalancada por firmas vinculadas con el sector energético. Las subas más importantes las experimentaron Pampa Energía (9,6 por ciento), Edenor (8,7 por ciento) e YPF (6,9 por ciento). La posibilidad de utilizar los fondos repatriados para estimular al sector energético e inmobiliario podrían servir de aliciente para las operaciones futuras en esos sectores.

El monto operado también recuperó posiciones y se negociaron 79 millones de pesos en acciones. Los títulos públicos evidenciaron precios firmes, aunque las diferencias fueron menos holgadas. El Bonar X que vence en 2017 finalizó con un avance del 0,8 por ciento, mientras que el Boden 2015 cerró con un alza de 0,2 por ciento. Ambos papeles nominados en dólares. En el caso de las emisiones en pesos, los cupones atados a la marcha de la economía ganaron 1,2 por ciento.

Compartir: 

Twitter
 

El índice MerVal, de acciones líderes, trepó otro tres por ciento. Impulso de las energéticas.
Imagen: DyN
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.