DEPORTES › RACING CAYO 1-0 ANTE NEWELL’S, QUE SE AFIRMO COMO UNICO LIDER

Perdió por una maxigenialidad

El equipo de Ischia jugó mucho mejor que ante Boca y, por las situaciones generadas, merecía la victoria ante el puntero. Pero un golazo de Maxi Rodríguez cerca del final lo dejó sin nada y otra vez terminó silbado por sus hinchas.

Racing mejoró su producción futbolística, pero otra vez se fue con las manos vacías. Esta vez acumuló méritos para conseguir otro resultado, hasta que Maxi Rodríguez inventó una jugada genial para que Newell’s se impusiera 1-0 y se afirmara como único líder del torneo Inicial. A pesar del mejor rendimiento, el público de Racing despidió a su equipo con silbidos y cantó en contra de la dirigencia.

Luego de la pálida presentación en la Bombonera, Racing necesitaba recomponer la imagen ante su público. Y la presentación ante el líder Newell’s significaba un arma de doble filo: por un lado existía la motivación lógica de mostrarse ante un gran rival, pero a la vez estaba latente la posibilidad de un nuevo revés ante la jerarquía del adversario. Y ante esa ecuación, el conjunto de Ischia salió con un aprobado en el desarrollo del juego. Es que si bien el actual campeón intentó llevar a cabo su acostumbrado dominio de pelota, lejos estuvo de conseguir la profundidad pretendida. Por eso, Racing exhibió orden defensivo y no pasó grandes sobresaltos, más allá de un disparo desde afuera del área de Casco que se desvió en un defensor y pegó en el palo, y un tiro libre de Maxi Rodríguez que Saja controló con acierto.

Con la mitad del trabajo realizado en un nivel aceptable, de a poco Racing se fue animando más en ataque. Primero avisó con un remate cruzado de Ibáñez, que salió apenas afuera. Y sobre el final de la primera etapa tuvo dos ocasiones clarísimas para abrir el marcador: primero el travesaño y luego el palo le negaron el gol a De Paul, con dos remates con más precisión que fuerza. Sin tener tanto el balón, Racing resultó mucho más incisivo que Newell’s, que abusó del toque intrascendente sin conseguir profundidad.

A medida que transcurrían los minutos, Newell’s se mostraba más ambicioso, pero sin cambio de ritmo en los últimos metros. Por eso arriba no tenía peso ofensivo, salvo por una entrada de Figueroa que Saja desvió al corner. Y como tampoco exhibía la precisión habitual, perdía la pelota y quedaba expuesto a los contragolpes de Racing, que otra vez estuvo cerca de adelantarse en el marcador con un mano a mano que Guzmán le ganó a De Paul y con otra notable tapada del arquero ante Pelletieri.

El encuentro entró en un terreno que parecía decantar en la igualdad. Con tantas chances perdidas, Racing sentía que el empate no iba a estar tan mal. Y Newell’s se daba cuenta de que estaba más cerca de perderlo que de ganarlo, por lo que ya no buscaba con tanta ansiedad. Sin embargo, Maxi Rodríguez tenía otros planes. Con un autopase dejó en el camino a Ibáñez en posición de puntero derecho. Con un enganche hizo pasar de largo a Pelletieri. Con otro recorte hacia adentro desairó a Cahais y Migliónico. Y con un zurdazo al primer palo dejó sin chances a Saja. Con esa genialidad, Maxi hizo ganar a Newell’s y dejó a Racing sin nada.

Compartir: 

Twitter
 

Guzmán, figura clave de Newell’s, rechaza con un puño entre Cahais y Heinze.
Imagen: Télam
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.