DEPORTES › LA PREGUNTA QUE SE HACEN LOS HINCHAS DE LA BANDA ROJA

¿Este River está para campeón?

El equipo presenta argumentos sólidos para darle el primer título al club desde el Clausura 2008. Su candidatura hizo pie en la victoria sobre Boca en el Superclásico y, si sostiene la línea de los últimos partidos, sus chances son enormes.

 Por Adrián De Benedictis

El torneo Final ingresa en su etapa decisiva, y River apunta ahora con seriedad a consagrarse por primera vez luego de su regreso a la Primera División. El último título ganado por el equipo fue el Clausura 2008, cuando era dirigido por Diego Simeone. Y por lo que mostró el domingo pasado ante Vélez, que presentó a su conjunto titular, la ilusión va en aumento con argumentos sólidos. El fútbol de River fue como para proyectar un desenlace exitoso, con varias virtudes y muy pocos defectos.

Cuando parecía que la salida de Barovero por lesión generaría incertidumbre, sobre todo por el nivel que exhibiría Chichizola, el juvenil viene respondiendo de manera positiva con jugadas para destacar: el penal atajado frente a Estudiantes, y poniendo el pecho dos veces ante Pratto y Allione contra Vélez. En ese sentido, el arco está cubierto.

El que también está en ascenso es el colombiano Teófilo Gutiérrez. Si bien sufrió una lesión y no estará en Bahía Blanca para enfrentar a Olimpo, el delantero lentamente recupera su nivel, y ahora no sólo asiste a sus compañeros sino que viene convirtiendo seguido, algo en lo que le insiste mucho el entrenador Ramón Díaz. Jonatan Maidana logró firmeza en la última línea, y la estructura defensiva ya no depende sólo de Alvarez Balanta. Incluso el moreno no mantuvo en este certamen el mismo rendimiento que el año pasado.

Cuando juega Ledesma o Kranevitter River no sufre, y el volante central que le toca participar lo hace con criterio. Es decir, el plantel tiene una columna que lo sostiene y en la cual puede apoyarse con tranquilidad. Curiosamente, de los cuatro primeros equipos del campeonato (Gimnasia, Estudiantes y Colón son los otros), el de Núñez es el que ha perdido cuatro encuentros, junto con los dirigidos por Pedro Troglio. Luego los sigue Colón con tres, y Estudiantes sólo uno.

River, como la mayoría de los encuentros, no gana sus partidos por mucha diferencia, ya que tiene 17 goles a favor contra los 22 que posee Gimnasia. El envión que significó haber ganado el Superclásico, después de 10 años en el estadio de Boca, es otro punto que suma para River. Además, jugando como local lleva cinco victorias seguidas y sus próximos compromisos en esa condición son ante Racing, último en el torneo, y Quilmes, con pocas chances de mantener la categoría.

El enfrentamiento ante los bahienses aparece como trascendental, ya que el último y el único triunfo fuera de Núñez fue precisamente ante Boca. El siguiente partido de visitante será ante Argentinos, también con posibilidades serias de descender. River está ante una gran chance, y si mantiene la línea que tuvo en su última presentación, el escenario lo favorece.

Compartir: 

Twitter
 

River encontró una columna en la cual sostener sus ambiciones. El fixture también lo favorece.
Imagen: Fotobaires
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.