DEPORTES › FUTBOL LA SELECCIóN PERDíA 2-0 Y TERMINó EMPATANDO EN EL FINAL

El Tata cambió y el equipo también

La promesa del equipo de Martino de Messi y Tevez rompiendo redes estuvo lejos de cumplirse en el último partido de la gira por Estados Unidos. Pero el DT apuró cuatro sustituciones juntas y el equipo reaccionó para el 2-2 final.

 Por Facundo Martínez

Una cosa fue la Selección en el arranque, jugando la pelota corta y segura por todo el frente de ataque, con apariciones de Correa, Tevez y Messi, y el apoyo de Rojo y Roncaglia por las bandas, metiéndole presión a un México que se amontonaba en el fondo para resistir; y otra cosa, diferente, lo que el equipo de Martino ofreció cuando el rival se acomodó y comenzó a atacarlo.

Entonces, la Selección ya no pudo hacer valer sus sociedades en todos los sectores del ataque y México comenzó a inquietar a una endeble defensa del equipo nacional a partir de la velocidad de sus delanteros, quienes buscaban sacar provecho de contraataque y capitalizar las fallas defensivas, como ocurrió a los 10 minutos ante una mala entrega de Otamendi, que le permitió a Chicharito Hernández quedar a tiro de la apertura del marcador. Si no terminó en gol la jugada fue porque el crack mexicano no consiguió parar bien la pelota y Guzmán terminó anticipándolo. En la medida en que la Selección tenía problemas con los pases y cedía espacios en el mediocampo, México se fue animando a imponer sus condiciones. Así Guardado sumó otra oportunidad ofensiva, pero su remate se le fue alto, y justo cuando los problemas del equipo de Martino se volvían evidentes, los mexicanos encontraron otra vez mal parada a la defensa argentina, Raúl Jiménez se escapó dentro del área y ahí nomás lo bajó Otamendi, de atrás. El árbitro estadounidense Salazar cobró penal y Chicharito definió abajo contra el palo izquierdo del Patón, que adivinó el palo pero no llegó.

Lo que siguió sembró más dudas que certezas. A la Selección le siguió faltando cambio de ritmo y, principalmente, que Gago y Banega tomaran más responsabilidades en la circulación de la pelota para que tanto Messi como Tevez se reencontraran con la pelota. El estado del campo de juego no ayudaba a la Argentina, que igualmente acumuló una seguidilla de situaciones de gol: Rojo, remató cruzado y se fue larga; Banega, probó a colocar y se le fue desviada y, habilitado por Gago, Correa remató sobre el cuerpo del arquero Muñoz. Sobre el final de la primera parte, Chicharito aprovechó una mala entrega de Gago para quedar otra vez mano a mano con Guzmán y sacar un disparo por arriba del travesaño.

En el arranque de la segunda parte, Messi probó con un tiro libre al que si le falto algo fue altura para evitar que Muñoz –de gran actuación– controlara abajo. Pero a pesar de las apariciones individuales, el déficit de la Argentina pasaba por la escasa asociación entre el crack del Barcelona y Tevez. Se esperaba más de ellos, juntos como titulares otra vez en el equipo nacional, algo que no ocurría desde 2011. De hecho, la primera clara del delantero de Boca, luego de un pase largo de Roncaglia, llegó recién a los 55 minutos, con un remate esquinado que terminó tapando el arquero mexicano.

El desarrollo le indicaba a Martino que debía cambiar algo, porque no era la noche para la Argentina. Correa terminaba de perderse el empate, tras una buena combinación con Gago y Messi, cuando, para colmo, en la réplica México avanzó con la pelota dominada, Layún lo vio solito a Herrera en la puerta del área y éste, con un buen remate frontal, estiró la ventaja. Si la Argentina se salvó del escarnio fue porque Martino metió cuatro cambios al mismo tiempo. Y entonces la cosa cambió, para bien. El ingresado Agüero, a los 86, consiguió el descuento y, a los 88, Messi definió habilitado por el Kun y puso el 2-2. Lavezzi pudo haberlo ganado con un buen remate sobre el final. Hubiera sido lindo por la remontada, pero injusto por el trámite.

Cancha: AT&T Stadium (Dallas).

Arbitro: Ricardo Salazar (Estados Unidos).

Goles: 18m Hernández (M), de penal; 69m Herrera (M); 84 Agüero (A); 88m Messi (A).

Cambios: 66m Torres por Vázquez (M); 70m Mas por Rojo (A); 76 Pereyra por Gago (A), Agüero por Tevez (A), Lavezzi por Correa (A) y Kranevitter por Demichelis (A); 78 Vela por Hernández (M); 81m Dueñas por Herrera (M); 85m Alanis por Márquez (M).

Compartir: 

Twitter
 

Messi, anoche en Dallas, ante 60 mil espectadores. La sociedad con Tevez no funcionó y, con el Kun, lo empataron.
Imagen: afp
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.