DEPORTES › LA ELIMINACION DE LA COPA LIBERTADORES SACUDE AL MUNDO BOCA

La tempestad tras la derrota

La caída soltó la lengua de los críticos y llamó a silencio a los protagonistas. El único que habló fue el entrenador para remarcar su “bronca y tristeza” por “la derrota más dura”. El futuro de Tevez en el conjunto xeneize también fue puesto en duda.

La despedida de Boca de la Copa Libertadores determinó un clima diferente al que se vivía hasta hace pocos días en la intimidad del plantel. El golpe provocado por Independiente del Valle puede desembocar en movimientos internos, que no asomaban antes de esa serie. Inclusive, se menciona hasta la salida probable del ídolo Carlos Tevez, cuando todo indicaba que había llegado al club para retirarse con esa camiseta. Los jugadores decidieron no hablar luego de la derrota del jueves último, y el único que dialogó con la prensa fue el entrenador, Guillermo Barros Schelotto.

“Estoy con bronca y con tristeza. Tenía la misma ilusión que la gente de llegar a la definición de la Copa. Esta fue la derrota más dura”, señaló el entrenador, quien descartó que se haya terminado el ciclo de varios referentes. “Sacamos rápida ventaja y tuvimos chances de sacar dos goles de diferencia, como en el pase de Pavón a Tevez que se fue un poco largo, pero no pudimos –agregó en el análisis del partido–. Hasta el inicio del segundo tiempo lo hicimos bien, manejamos la pelota, tuvimos situaciones y ellos no llegaban. Pero después se dio vuelta todo, y ellos empezaron a liquidarlo con el segundo gol de un pelotazo”.

“Creíamos que lo podíamos ganar, dar vuelta la serie y pasar a la final, pero no pudimos marcar la diferencia necesaria”, volvió a lamentarse.

El día de ayer estuvo plagado de versiones. La más fuerte fue sobre la relación entre Tevez y el presidente Daniel Angelici, la cual se habría resquebrajado desde la llegada de Barros Schelotto en lugar de Rodolfo Arruabarrena. El delantero percibía que el nuevo conductor llegó con la aprobación de la dirigencia para limitar su poder en el club, un aspecto que se cuestionó fuertemente durante el ciclo “permisivo” de Arruabarrena. Tevez le hizo un llamativo reclamo a Barros Schelotto después del primer partido con los ecuatorianos (1-2 en Quito), cuando advirtió que Darío Benedetto jugó como extremo, lugar donde supuestamente no se siente tan cómodo.

El jugador ya venía molesto desde la pretemporada, cuando los directivos tomaron dos decisiones contrarias a sus preferencias: la primera fue no haber hecho uso de la opción por el defensor Fernando Tobio, su principal compiche en el grupo. Y la otra fue que las autoridades no accedieron a su deseo de incorporar al ex Huracán Ramón Abila, quien es representado por el mismo hombre que maneja los intereses de Tevez, Adrián Ruoco. Las próximas horas serán decisivas para saber de qué manera llegará Boca al inicio de la próxima temporada.

Compartir: 

Twitter
 

Calos Tevez y Agustín Orion, al salir del campo de juego.
Imagen: DyN
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.