EL PAIS › DENUNCIAN Y REPUDIAN EL ENCARCELAMIENTO DE LOS DIRIGENTES DE LA TUPAC EN JUJUY

Estado policial y persecución política

En Jujuy y en la ciudad de Buenos Airres referentes sociales, políticos y de derechos humanos repudiaron el arresto de Raúl Noro, marido de Milagro Sala, y la represión a los trabajadores del Ingenio Ledesma.

 Por Adriana Meyer

Referentes políticos y sociales pidieron que se garantice la realización de la marcha por el Apagón en Ledesma.
Imagen: Carlos Brigo.

“A la persecución política el gobierno de Jujuy agregó balas de goma para imponer el ajuste, tal como en tiempos de la dictadura”. Así se pronunciaron ayer los integrantes de la Mesa Coordinadora contra el ajuste y la Represión, en conferencia de prensa en esa provincia. Y denunciaron el feroz ataque que sufrieron los trabajadores en Ledesma y la profundización de la persecución política en la provincia a partir de la detención de Raúl Noro, marido de Milagro Sala, junto a Mirta Guerrero, Gladys Díaz y Mirta Aizama, integrantes de la agrupación Tupac Amaru. Al mismo tiempo, en Buenos Aires, con presencia de diputados nacionales y dirigentes de distintos espacios gremiales, sociales y políticos, el Comité por la Libertad de Milagro Sala denunció el estado policial y represivo que se vive en el territorio gobernado por Gerardo Morales.

“Me detuvo (Juan Carlos) Onganía, me detuvo (Jorge Rafael) Videla, ahora me detiene (Gerardo) Morales”, dijo anteayer Noro al leer la orden que lo privó de su libertad.

“Estamos muy preocupados por la represión en Ledesma y la detención arbitraria de compañeros de la Tupac, todo esto es parte de una política provincial y nacional que va en detrimento de los derechos conquistados en estos años”, dijo Inés Peña, referente de los organismos de derechos humanos de la provincia. Por su parte, el diputado del Frente Unidos y Organizados Juan Manuel Esquivel denunció que “cerca de 60 trabajadores del ingenio estuvieron 2 horas detenidos, casi secuestrados”. Y agregó: “La policía de Gerardo Morales, y del ministro de Seguridad Ekel Meyer estuvo al servicio de Blaquier como lo hizo en 1976”. El legislador indicó que la represión sufrida por los trabajadores de Ledesma “se hace en el marco de la persecución política a las organizaciones sociales, lo que pasa en los barrios hay que investigarlo, la presencia de la policía tocándote la puerta a cualquier hora de la noche preguntándote cómo te llamas, qué haces, de qué vivís”. Sobre la detención de Noro y las tres integrantes de la Tupac Amaru, Esquivel agregó: “Este gobierno amedrenta sólo para justificar lo que no está haciendo y la cantidad de desocupados que se incrementa día a día: 16 mil cooperativistas sin trabajo, empleados estatales desocupados”.

A su turno, el abogado Luis Paz indicó que la “detención de Raúl Noro hay que enmarcarla en la amenaza del ministro Ekel Meyer de privar a Milagro Sala de su libertad de expresión. Como no pueden trasladarla a una cárcel federal porque no está permitido por las normas de la prisión preventiva, lo que hacen es detener al comunicador de la Tupac, que es Raúl Noro. Trabajadores y militantes jujeños corren serio riesgo de ser privados de su libertad porque estamos viviendo en un estado absolutamente autoritario donde no hay garantías constitucionales y donde se violenta permanentemente la libertad de las personas”.

En Buenos Aires se hizo una conferencia de prensa con presencia de diputados nacionales y dirigentes de derechos humanos y sociales. Taty Almeida, de Madres de Plaza de Mayo línea fundadora dijo que “son varios los atropellos” en Jujuy y señaló que “Morales no actúa solo sino con el consentimiento del Presidente”. En la misma línea, el diputado del Frente para la Victoria Andres Larroque afirmó que “Jujuy es un estado policial amparado por Macri”.

El dirigente nacional de la Tupac Amaru Alejandro “Coco” Garfagnini destacó la grave situación de vulneración de derechos y la abierta criminalización de la que son víctimas. Y remarcó la ampliación de un Estado represivo a la luz de los hechos ocurridos en Ledesma, cuando los trabajadores y trabajadoras del Ingenio de los Blaquier fueron reprimidos luego de haber votado un paro por tiempo indeterminado y cuando intentaban ingresar a una planta de gas de esa empresa. A pocos días de los 40 años de las noches de los Apagones, Garfagnini dijo que “debe garantizarse la realización en paz de la histórica marcha del jueves 21”.

Natalia Morales, ex candidata a gobernadora por el FIT en Jujuy, planteó que en esa provincia “el accionar de la justicia es un plan sistemático, un laboratorio del ajuste y la criminalización. Ahora atacaron a los obreros del Ingenio Ledesma, pero se vienen sucediendo varios ataques: Sala que sigue detenida de manera ilegal, hay otras detenciones como la de su marido, con procedimientos completamente irregulares; vienen atacando a trabajadores y sus organizaciones sindicales, como los despidos persecutorios en estatales, las causas abiertas en La Esperanza, en Aceros Zapla, y el plan de despidos de Morales en La Esperanza”.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared