EL PAIS › REPUDIO A LA INVITACION DEL CARAPINTADA A UN ACTO

“Rico no, democracia sí”

Envalentonado por su participación en el desfile que el gobierno de Mauricio Macri organizó para los festejos del Bicentenario de la Independencia, Aldo Rico se preparaba para una nueva aparición pública en Granadero Baigorria junto a veteranos de Malvinas, pero se quedó con las ganas: la municipalidad de esa ciudad santafesina suspendió la actividad por el rechazo que causó la invitación al carapintada que encabezó el levantamiento de Semana Santa de 1987.

“Rico no, democracia sí”, coincidieron en un documento diversas agrupaciones políticas de Granadero Baigorria, entre ellas el Partido Socialista, el Movimiento Evita, La Cámpora y el Partido Comunista. El pronunciamiento también fue refrendado por agrupaciones sociales y de derechos humanos de esa localidad y su cordón industrial, en el departamento de Rosario, y dejó en claro el repudio a “la presencia del carapintada y golpista Aldo Rico” en el homenaje a los veteranos de Malvinas.

La actividad había sido programada para ayer, pero frente a la reacción que se desató por la llegada de Rico el intendente Adrián Maglia, del Frente para la Victoria, decidió no hacerla. “El homenaje fue suspendido. Lamentablemente la convocatoria terminó desvirtuada”, declaró el jefe comunal y explicó que la invitación a Rico fue cursada “por la admiración que les despierta” a los ex combatientes de Malvinas “su desempeño durante el conflicto bélico”.

“Si queremos rendir un homenaje de este tipo, la figura de Rico no va”, se diferenció el ex intendente de Granadero Baigorria Alejandro Ramos, también del FpV, dijo que tener “una visión distinta” a la del actual jefe comunal. Por su parte, el concejal del FpV y titular de la departamental Rosario del Partido Justicialista, Eduardo Toniolli, también rechazó la presencia de Rico y consideró que Maglia “debería dar una explicación”.

El repudio a la llegada de Rico a Granadero Baigorria fue el mismo que generó su participación en el desfile militar que después de 16 años organizó la administración macrista en las calles porteñas. Organismos de derechos humanos y agrupaciones políticas, como el kirchnerismo y el radicalismo, lo consideraron “una afrenta a la democracia”. Desde el Gobierno dijeron no haber invitado a Rico al desfile, en el que también estuvo el teniente coronel Emilio Nani, embanderado defensor de la última dictadura militar, pero en medio de la polémica el propio Macri manifestó que la demostración de bandas militares por el Bicentenario de la Independencia significó un “reencuentro de los argentinos”. “Era la primera vez que desfilaban los héroes de Malvinas, la verdad que uno no entiende por qué esas cosas han pasado (que no lo hayan hecho antes), pero lo importante es que hoy estamos en esta etapa”, planteó en esa misma línea el jefe de Estado.

En paralelo con su reaparición pública, Rico consolida sus alianzas en San Miguel, el distrito del que fue intendente: esta misma semana consiguió la designación de su esposa, Marisa Guilanea, al frente de un juzgado de faltas vacantes de ese distrito, a propuesta del Joaquín De la Torre, quien días atrás dejó la intendencia local para sumarse como ministro de la Producción al gabinete de María Eugenia Vidal.

Compartir: 

Twitter
 

Aldo Rico se quedó con las ganas de ir a Granadero Baigorria.
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared