DEPORTES › LA PRIMERA B NACIONAL DECIDIO PARAR ESTE FIN DE SEMANA POR FALTA DE PAGOS

Rebelión en la granja de la AFA

La segunda categoría del fútbol nacional no jugará la sexta fecha y, aunque la medida resulte parcial, el martes próximo podría extenderse al resto del Ascenso. Es porque los clubes no cobraron el dinero que el Gobierno les debe por derechos televisivos del Fútbol para Todos.

 Por Gustavo Veiga

Este fin de semana habrá paro en la segunda categoría del fútbol argentino. La B Nacional no jugará la sexta fecha y aunque la medida resulte parcial, el martes próximo podría extenderse a las demás divisiones del Ascenso. La medida que tomaron ayer los dirigentes es porque todavía no cobraron el dinero que les debe el gobierno nacional por derechos televisivos y los costos muy altos que tiene el torneo más federal del país. Lo juegan equipos de todas las regiones. Desde Gimnasia de Jujuy a Brown de Puerto Madryn y Crucero del Norte de Misiones a Independiente Rivadavia de Mendoza. La falta de pago, sumada a los viajes extensos, al aumento en el costo de los vuelos, alojamiento y operativos policiales, hacen inviable el torneo que nació en 1986. Daniel Ferreiro, el presidente de la divisional y vice de Nueva Chicago, explicó: “No tenemos posibilidad alguna de seguir adelante de esta manera. El problema no se puede patear más para adelante. El problema es hoy”.

La decisión, más allá de las razones económicas de peso que los dirigentes exponen, es un golpe político para la comisión normalizadora que no dio las respuestas necesarias al problema. Armando Pérez, su presidente, no estaba ayer en la AFA cuando se resolvió parar. Y aunque Ferreiro prefirió decir que es “una medida de defensa de nuestros clubes, no es ni un paro ni un lockout”, quedó claro que no es así. El conflicto es muy probable que se agrave el martes cuando las demás divisiones del Ascenso se plieguen a la B Nacional.

Así se lo confirmó Alejandro Korz, vicepresidente de Atlanta, a Página/12: “habrá un plenario el martes donde se definirá. Es muy posible que las otras categorías se sumen si no se resuelven los temas pendientes”. Algo parecido dijo Dante Majori, presidente de la Primera D y del club Yupanqui: “No tengo dudas de que la decisión será acompañar a la B Nacional”.

Los representantes de la categoría que paró le elevaron a Pérez una nota donde le dicen que se suspendió el torneo “hasta que el Comité de Regularización cumpla fehacientemente con la totalidad de los puntos acordados oportunamente referidos a las deudas de AFA con los clubes, ingresos por derechos de televisión, costos de traslado por tierra y aire, valores de operativos policiales y cronogramas de pagos semestrales”.

Ferreiro dio un par de ejemplos sobre lo que sale jugar el campeonato: en el área metropolitana (la CABA y el Gran Buenos Aires) los costos de la seguridad aumentaron un 122 por ciento y la tarifa plana de los vuelos subió un 76 por ciento. En el Ascenso esos rubros se cubren en gran parte con los ingresos por derechos de TV. Como el gobierno nacional no les depositó a los clubes la cuota correspondiente a septiembre del Fútbol para Todos –un programa en vías de extinción– ahora no saben cómo afrontar esos gastos operativos. Habría que agregarles también los sueldos de los futbolistas, cuerpos técnicos y personal de otras áreas que tiene cada institución.

Así como la B Nacional comunicó su decisión con una nota a Pérez, el resto del Ascenso hizo lo mismo para informarle que en el plenario del martes “someterá a consideración la extensión de la medida al resto de las categorías en resguardo de los legítimos intereses de los clubes”.

La comisión regularizadora nombrada por el gobierno de Mauricio Macri con la venia de la FIFA –y no como se cree, al revés– está muy cuestionada cuando ni siquiera llegó al tercer mes de su mandato por un año. El conflicto con los clubes del Ascenso es el primero de una serie de rounds de una pelea con final incierto. El pedido de elecciones anticipadas en la AFA –pese a que en las últimas sus dirigentes quedaron muy desacreditados–, va cobrando fuerza porque la comisión normalizadora parece más de lo mismo. En la toma de decisiones está condicionada por la política de la Casa Rosada, su flujo de fondos al fútbol y la voluntad inequívoca de cederle el patrimonio de los clubes al mercado en un futuro muy próximo.

[email protected]

Compartir: 

Twitter
 

Daniel Ferreiro, vice de Chicago. “Así no podemos seguir adelante”, explicó.
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.