DEPORTES › CAMERUN LE EMPATO CON DOS CABEZAZOS EN EL AREA CHICA

La Argentina anduvo muy mal de la cabeza

Se acaban los ensayos de cara al Mundial: jugaron bien Aimar y Caniggia, se extrañó a Verón en su posición habitual, el fondo tembló cuando llovieron los centros. Para Bielsa, la victoria hubiera sido justa.

 Por Pablo Vignone

Mientras la Argentina respiraba ayer a raíz de una nueva apreciación del peso, el técnico de la Selección Argentina, Marcelo Bielsa, respiraba en Ginebra también porque los verdes no llegaron a tres... goles. Camerún le empató al equipo nacional a cinco minutos del final, con un segundo gol de cabeza, abriendo un signo de interrogación a dos meses del inicio del Mundial. El partido no fue bueno, Bielsa lo usó como laboratorio para efectuar ciertos ensayos y habrá extraído ciertas conclusiones. No lo desvelan los problemas defensivos, según admitió; las restantes enseñanzas pueden destejerse, a partir de lo que se vio:
- A Bielsa lo complica mucho más de lo que parece la ausencia de Nelson Vivas; Chamot no es solución para el lateral –la responsabilidad del primer empate de Camerún fue en gran parte suya– y si no dispone de Ayala para reinar en el juego aéreo cerca de Burgos se viven zozobras como la de ayer. El técnico hizo hincapié en ese déficit, aunque piensa que la defensa jugó con solidez. Los africanos son un equipo limitado, con la misma reciedumbre pero con menos fútbol. Sin embargo, cuando aceleraron de tres cuartos de cancha hacia Burgos (que falló en el gol del segundo empate), temblamos.
- El técnico quiso probar con Verón como volante central, y así produjo un problema doble: no hubo quite, especialmente en la primera mitad, y tampoco manejo de la pelota. Sorín no anduvo, Zanetti no fue salida. Durante largos ratos, el equipo argentino mostró una peligrosa esquizofrenia: hacía pesar su ritmo cuando jugaba con la pelota al pie, pero temblaba cuando no la tenía en su poder. Se corrigió en parte cuando entró Almeyda en el segundo tiempo, pero Verón se resistía a abandonar el fondo y desproteger a la dubitativa dupla Chamot-Pochettino. Si la Argentina jugó un mejor segundo tiempo fue, fundamentalmente, porque Camerún tomó confianza y cedió espacios en el fondo, que aprovecharon mejor Aimar y, arriba, Caniggia.
- Parecía cantado el cambio en el entretiempo: Almeyda por Aimar, sacando a Verón del fondo. Emparedado por la violencia camerunesa, el volante del Valencia sólo se había destacado en la jugada previa al primer gol, cuando tiró una pared con González y fue derribado en el área por Kalla, un penal que Verón convirtió pateando con maestría. Pero Bielsa se jugó por el Payaso, reservó a Zanetti y mandó al volante del Parma a jugar por la derecha. Esa confianza redituó: Aimar jugó un mejor segundo tiempo, a favor de los espacios que dispuso, y marcó el segundo gol, una joyita de precisión en contraataque: corner de Camerún, rechazo de Verón en el área a López, habilitación a Caniggia que arrancó en el medio, corrida y un pase perfecto a Aimar, que definió sobre la salida del arquero. Moraleja: la superioridad de Verón como conductor no invalida la alternativa Aimar. El famoso Plan B, bah.
- A Caniggia le gusta más jugar por izquierda que por derecha, pero Bielsa lo pone por allí, y el Pájaro cumple. Sin metros en el primer tiempo, se las rebuscó, aunque además le llegaran pocos balones. Con campo para correr mostró lo mejor y pudo haber liquidado el partido cuando estaba 2-1, a quince del final, cuando levantó el remate final.
- A la Selección le faltó ayer la columna vertebral: Ayala, Simeone, Ortega, Batistuta o Crespo. El técnico sabrá cómo esas ausencias relativizan sus conclusiones. Queda el partido con Alemania, el 17 de abril, para la afinada de cierre. Bielsa no demuestra preocupación; ojalá que sea exactamente eso lo que siente...

Compartir: 

Twitter
 

Pablo Aimar va al piso ante la falta de Kalla. Es penal, y Verón lo convertirá en el primer gol.
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.