DEPORTES › LA ARGENTINA DE BIELSA JUEGA UNA DE LAS SEMIFINALES ANTE ITALIA

Por un lugar en la final más dorada

El equipo nacional parte como favorito para ganar el partido a mediodía y asegurarse una medalla. Paraguay e Irak juegan la otra semifinal.

Por Enrique Escande
Desde Atenas

Un choque de potencias en busca de la final del torneo de fútbol de Atenas 2004 protagonizarán Argentina e Italia, en el partido que mayor expectativa ha provocado en la competencia olímpica. Dos estilos distintos se medirán en el estadio del Olympiakos con un bagaje histórico que, antes de que comenzara a rodar la pelota hace casi dos semanas en la capital griega, los proyectaba en el grupo de equipos candidatos al podio.
La Argentina llega a las semifinales en calidad de máximo favorito e Italia, que tuvo algunos tropiezos en el camino a esta fase, mantiene el crédito intacto por el poderío de su fútbol y por su prestigio, valor añadido que siempre cuenta en situaciones como ésta.
La formación nacional arrasó con sus rivales en la ronda preliminar y en cuartos, ganó todo lo que jugó, marcó trece goles, no le convirtieron ninguno, cuenta en sus filas con el goleador absoluto del torneo, Carlos Tevez (6 tantos), y con una fórmula de juego basada en una agobiante presión sobre el rival y un ataque sostenido, obstinado.
Los argentinos salen al campo generalmente con tres defensores y, una vez que logra ventajas en el marcador, su entrenador, Marcelo Bielsa, agrega un cuarto, casi siempre al comenzar la segunda parte, sin que esto signifique resignar voluntad ofensiva.
Italia, en cambio, tuvo problemas para empatar con Ghana, superó a Japón por un tanto y perdió con Paraguay también por un gol de diferencia. En cuartos necesitó 116 minutos para vencer a Mali por la mínima diferencia. Marcó seis goles y le anotaron cinco pero, más allá de la falta de solvencia defensiva que estos números delatan, el equipo de Claudio Gentile es “pirlodependiente”, porque Andrea Pirlo demostró tener en exclusividad la iniciativa para la creación ofensiva y, al llegar al quinto partido del torneo, no ha encontrado socios.
Para Gentile, el rival argentino “es el peor que podía haber tocado” a su equipo en las semifinales, porque tiene rodaje desde hace por lo menos dos meses (jugó la Copa América antes de viajar a Grecia), una estructura consolidada y jugadores con gran experiencia internacional. Gentile afirma que Argentina compite en Atenas con una Selección A, por lo cual está de acuerdo con que sea favorita.
Para Bielsa, el de hoy “va a ser un gran partido”, un choque excitante “que va a tener varios duelos” en todos los sectores del campo. Entre ellos los de Alberto Gilardino-Roberto Ayala y Carlos Tevez-Matteo Ferrari. En la Argentina no es segura la presencia de Gabriel Heinze, golpeado en la cadera en el partido de las semifinales contra Costa Rica, y en el caso de que no pueda jugar lo sustituirá Nicolás Burdisso.
Argentina ha obtenido en los torneos olímpicos de fútbol dos medallas de plata e Italia una de oro, una de plata y otra de bronce. Los argentinos quieren aprobar esta vez esa asignatura pendiente y los italianos renovar un poco la gloriosa estantería de los trofeos internacionales que posee, porque el oro que ganó en Berlín ya tiene 68 años.

Compartir: 

Twitter
 

Carlos Tevez, el goleador argentino y de los Juegos.
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.