DEPORTES

El de Irak es un partido político

La actuación de los iraquíes, que juegan la otra semifinal contra Paraguay, es utilizada por el gobierno de Bush con fines de propaganda.

La selección de un país en guerra como Irak se ha convertido en una de las atracciones del torneo olímpico de fútbol, ya que el equipo está en las semifinales, tan sólo seis meses después de que se le levantara la suspensión impuesta por el Comité Olímpico Internacional. Los iraquíes están dispuestos a derrotar a Paraguay en la semifinal, aunque el resultado esté teñido de implicancias políticas.
El equipo de fútbol llegó a la cita olímpica tras haber disputado la Copa de Asia, torneo en el que empezó a trabajar el actual técnico, Adnad Hamad, sustituto del alemán Bernd Strange, quien renunció al puesto hace dos meses por cuestiones de seguridad personal.
Hamad criticó ayer la propaganda electoral del presidente estadounidense George W. Bush, que destaca como logros de su gestión la presencia del once iraquí en los Juegos Olímpicos. “No se puede hablar de nosotros como de símbolo de libertad. Al fin y al cabo estamos sometidos a una potencia de ocupación”, dijo Hamad.
El entrenador prometió que sus jugadores harán todo lo que esté a su alcance “para que nuestro pueblo tenga motivos para festejar y olvidar todos los problemas”.
“Bush debiera hacer su propaganda de otra manera. No queremos tropas americanas en nuestro país”, opinó Salih Sadir, autor de dos de los ocho goles que convirtió Irak en los Juegos.
Las investigaciones que el COI realizó en 2003 sobre el Comité Olímpico Iraquí, que presidía Odai Saddam, hijo de Saddam Hussein, líder de aquel país hasta abril del pasado año, desembocaron en la suspensión, en mayo, y la readmisión en el último mes de febrero. Irak mandó 29 deportistas a Atenas –sólo una mujer en la delegación–, de los cuales 18 pertenecen al equipo de fútbol.
La trayectoria de Irak en los actuales Juegos puede considerarse impecable, ya que en el primer encuentro derrotó con claridad 4-2 al subcampeón de Europa, Portugal, y a continuación a Costa Rica por 2-0. Sólo Marruecos le ganó por 2-1 en el último encuentro, cuando la clasificación estaba garantizada. El equipo se cruzó con Australia en cuartos de final y se impuso 1-0. Pero no será nada fácil para los iraquíes derrotar a Paraguay, cuyos jugadores ansían protagonizar una final sudamericana con la Argentina.

Compartir: 

Twitter
 

El técnico iraquí Adnad Hamad con sus jugadores.
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.