DEPORTES

Acusan de cobardía al presidente del Comité Olímpico Internacional

Mario Goijman, ex titular de la Federación de Vóleibol, denunció que Jacques Rogge “se cuida de tocar a los inescrupulosos”.

 Por Pablo Vignone
Desde Copenhague

El presidente del Comité Olímpico Internacional, el médico belga Jacques Rogge, fue acusado de “cobarde” por el ex presidente de la Federación Argentina de Vóleibol Mario Goijman. El dirigente expuso ayer en la conferencia Play the Game, que se realiza en esta ciudad, sobre el caso que lleva adelante en los tribunales suizos contra el mexicano Rubén Acosta, titular de la Federación Internacional de Voleibol (FIVB) y ex miembro del COI. “Rogge conoce los actos de corrupción que cometió Acosta y, pese a eso, privilegió un falso espíritu de cuerpo defendiendo a los miembros del COI a toda costa –denunció Goijman, quien fuera expulsado de la FIVB sin derecho a defensa en noviembre de 2002–. No hizo nada para cambiar las cosas, como había prometido; se cuidó de tocar a los inescrupulosos, mantuvo una posición especulativa.”
La exposición del dirigente argentino, ampliamente documentada, duró 45 minutos, fue seguida con atención y motivó uno de los aplausos más extendidos de la conferencia. “Es una de las historias más increíbles sobre corrupción en el deporte que jamás escuché”, señaló el noruego Jan Bergen, de Transparencia Internacional.
Entre las múltiples acusaciones que lanzó contra Acosta, un caso bien conocido por los aficionados argentinos, figuró la de haberse apropiado de parte del dinero que el COI cedió a la FIVB luego de los Juegos Olímpicos de Atlanta (en 1996) y de Syd-ney (en 2000), una cifra de casi cinco millones de francos suizos (unos 1,6 millones de dólares), un dinero acaso menor teniendo en cuenta otras acusaciones que pesan sobre el mexicano, por las cuales está siendo investigado por la Justicia suiza.
En septiembre de 2003, Goijman denunció esta apropiación ante el mismo presidente del COI, por haber violado la Carta Olímpica. “Requerimos su intervención –explica Goijman–, porque desde que asumió su cargo se presentó como el abogado de la transparencia en el deporte. Pero Rogge no me respondió.”
El caso pasó al Tribunal de Etica del COI, integrado por personalidades reconocidas como el ex secretario general de las Naciones Unidas, el peruano Javier Pérez de Cuellar. El Tribunal produjo un severísimo informe, entre cuyas cuatro recomendaciones pedía “recordarle a la FIVB su obligación de respetar los principios fundamentales de la Carta Olímpica, en especial en el uso de los recursos olímpicos”, y “producir un fuerte apercibimiento al miembro del COI Rubén Acosta”. El documento, fechado el 14 de mayo de 2004 en Lausana, Suiza (donde están tanto la sede del COI como la de la FIVB), nunca fue hecho público. ¿Por qué? La respuesta la dio el mismo Goijman.
“El abogado que representa a Acosta, Michel Rossinelli, envió una nota al COI en agosto de 2004, en plenos Juegos Olímpicos de Atenas, explicando que, si ese documento se hacía público, la FIVB se reservaba el derecho de hablar sobre la relación entre el COI y Meridian Management, una agencia de marketing cuyos dueños no se conocen, aunque podría ser gente relacionada con el mismo Comité –le explicó a Página/12–. La carta aseguraba que no podían pedirle a la FIVB respetar principios que el mismo COI no había respetado. Fue un claro chantaje.” El ex presidente del COI, el catalán Juan Antonio Samaranch, no sería extraño a la creación de Meridian.
Sorpresivamente, tras el episodio, el titular de la FIVB renunció al COI y el expediente fue cajoneado. “Fue un arreglo. Rogge es un cobarde, sabía todo y se calló. Inclusive, le pidió a Mario Vázquez Raña, el dirigente mexicano que es presidente de la Organización Panamericana de Deportes (Odepa), vice del COI y que está enemistado con Acosta, que dejara de atacarlo. Y Vázquez Raña se llamó a silencio.”
Acosta intentó impedir que Goijman diera su conferencia aquí en Copenhague (como fuera informado por este diario un mes atrás) amenazando con acciones legales. “No existe un solo párrafo en la ley danesa que impida el debate”, sostiene Jens Sejer Andersen, el coordinador de Play the Game. “Invitamos a Acosta a dar su versión, pero se negó.”
Goijman denunció a Acosta por haberse apropiado de unos 19 millones de dólares de la FIVB, en distintas circunstancias (ver aparte). Pero el juez que entiende la causa lo procesa por “falsificación de documentos” y “ocultamiento de información sobre actividades comerciales” y fijó la fecha del juicio oral para el 8 de marzo de 2006, más de tres años después de haberse iniciado el proceso. “Supongo que lo condenarán pero con un fallo retórico –admite el dirigente argentino–. Como ya tiene más de 70 años, no irá a la cárcel.” Se queja de los líderes del vóleibol, “unos cobardes que no defendieron la verdad”, de la Justicia suiza, “que protege a las organizaciones deportivas radicadas en ese país que dejan mucho dinero allí”, e incluso asegura: “Los autoridades deportivas argentinas nos defendieron bien poco”.

Compartir: 

Twitter
 

Mario Goijman, durante la exposición en la que acusó a Rogge.
SUBNOTAS
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.