EL PAIS › HOY SE ELIGE LA NUEVA CONDUCCION DE LA CONFERENCIA EPISCOPAL

En busca de la inspiración divina

En su última homilía como titular de la CEA, Eduardo Mirás exhortó a los cristianos a ejercer “su compromiso político”. Bergoglio lo sucederá.

 Por Washington Uranga

Con una misa presidida por el actual presidente del Episcopado, el arzobispo rosarino Eduardo Mirás, se inauguró ayer oficialmente en Pilar la asamblea de la Conferencia Episcopal Argentina, que durante toda la jornada de hoy se dedicará a la elección de las nuevas autoridades que coordinarán la acción de la jerarquía católica durante los próximos tres años. El cardenal Jorge Bergoglio, arzobispo de Buenos Aires, aparece como firme candidato a ocupar la presidencia, pero son varios los nombres que se barajan para las dos vicepresidencias que, junto al secretario general, conforman la mesa ejecutiva del Episcopado. La educación sexual y el aborto son dos de los temas que se espera formen parte de la declaración final en el marco de una ríspida relación con el ministro de Salud.
En su homilía inaugural el arzobispo Mirás retomó palabras de Benedicto XVI para referirse a “la civilización dominada por el relativismo de la verdad y el bien”, criticó la “creciente secularización” que “socava la esperanza, porque sus horizontes son demasiado estrechos para abrazar una visión universal y trascendente” y exhortó a los laicos católicos a “enfrentar el compromiso político” ante “la descristianización social, con su indiferencia religiosa, su decadencia de costumbres, sus inadmisibles tendencias hacia la promoción del aborto y la eutanasia y su desidia por afrontar con visión cristiana la protección de la vida, la crisis en el desarrollo de su razonable bienestar y el desafío del desempleo y de la justa distribución de la riqueza”.
Es posible que varios de estos mismos temas señalados ahora por Mirás queden incluidos en una declaración final de la cual ya circula un borrador entre los obispos y que, de existir acuerdo, podría divulgarse el próximo viernes. En la reunión de agosto de la Comisión Permanente, la declaración se habría frustrado debido a que toda la atención quedó centrada en torno del caso del obispo Juan Carlos Maccarone y su renuncia a la diócesis de Santiago del Estero. La cuestión del aborto y la educación sexual, con el pedido expreso de algunos obispos a los legisladores para que se opongan a cualquier iniciativa en este sentido, se sitúa también en el centro del debate. A los reiterados pedidos de los obispos más conservadores como Antonio Baseotto y Héctor Aguer se sumó el último fin de semana, con su típica vehemencia, el obispo emérito (retirado) de Resistencia, Carmelo Giaquinta, quien hasta ahora ocupó también la presidencia de la Comisión de Pastoral Social.
Resulta significativo que al reafirmar la importancia del Congreso de Laicos recientemente realizado y la labor de los laicos católicos en la sociedad, el arzobispo Mirás haya dicho que “el congreso (de laicos) ratificó el valor universal de las normas éticas que surgen de la ley natural, presente en el corazón de cada hombre”. Señalando además que por tal motivo tales normas “son anteriores y superiores a las eventuales disposiciones de cualquier autoridad política”. La frase bien puede relacionarse con lo dicho por Giaquinta durante el fin de semana respecto de una eventual “desobediencia civil” de los católicos para el caso en que las normas sobre educación sexual y aborto contradigan los principios doctrinarios de la Iglesia. Mirás convocó también “a la solidaridad evangélica para trabajar entre todos por un país sin excluidos, preservando su unidad y su paz”.
Los obispos dedicarán toda la jornada de hoy a las rondas de elecciones. De la asamblea participan 105 obispos, de los cuales 79 se encuentran en condiciones de votar. Los 26 restantes son obispos eméritos (retirados) que no pueden elegir ni ser elegidos. Las elecciones se hacen por voto secreto. En las dos primeras rondas para resultar electo se requiere el voto de los dos tercios de los presentes. En tercera instancia la elección puede realizarse por mayoría simple. Entre los candidatos para ocupar las vicepresidencias se cuentan el arzobispo de Santa Fe, José María Arancedo, el arzobispo de Córdoba, Carlos Nañez, el arzobispo de Tucumán (y administrador apostólico de Santiago del Estero), Luis Villalba, el obispo de Lomas de Zamora, Agustín Radrizzani, el arzobispo de Mendoza, José María Arancibia, y el obispo de San Isidro, Jorge Casaretto.

Compartir: 

Twitter
 

El arzobispo de Rosario, Eduardo Mirás, será reemplazado por el cardenal Jorge Bergoglio.
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.