DEPORTES › NORBERTO FONTANA, FLAMANTE MONARCA DEL TC

“No se necesita ser campeón para ser el mejor piloto”

El arrecifeño vivió su fiesta consagratoria en su pueblo y ayer analizó los alcances de su conquista y sus condiciones.

 Por Pablo Vignone

Es una de las tradiciones más respetadas del Turismo Carretera. La autobomba espera al campeón en la entrada del pueblo para pasearlo ante sus coterráneos, entre aplausos y fuegos artificiales. Ayer a la madrugada, el rito se cumplió con Norberto Fontana en Arrecifes, la pintoresca ciudad fierrera a 170 kilómetros de Buenos Aires, que no cumplía con el rito sino desde 1971, cuando Luis Di Palma ganó su segundo título de TC. La fiesta comenzó casi a la medianoche del lunes, a la 1 de la mañana convocó a los hinchas ante la intendencia, y terminó cerca de las 3: el campeón se fue a dormir a las 7 y se levantó a tiempo para venir a Buenos Aires a encontrarse, entre otros, con Página/12.

“La verdad es que todavía no puedo creer el recibimiento que me hizo la gente –acepta–. Hace 35 años que un arrecifeño no ganaba el campeonato.”

–Ser el campeón de Turismo Carretera, la categoría más popular del automovilismo argentino, ¿es ser el mejor piloto del país?

–Mmm..., no sé, me parece que eso se mide por otros parámetros. Es muy importante ser campeón del TC porque participan muy buenos pilotos y equipos. Pero no se necesita ser campeón para ser el mejor: me parece que para ser el mejor tenés que estar peleando todos los campeonatos, tanto el de TC como el de TC2000 y otras, un título más o menos no te lo asegura.

–Vos fuiste campeón en Europa, corriste en Fórmula 1, tu carrera tiene otros hitos. ¿Qué lugar ocupa este título en esa campaña?

–Insisto, es importante, tiene su lugar. Pero no puedo compararlo con otros logros. ¿Qué querés que te diga? Debutar en Fórmula 1 tuvo un sabor distinto porque la F-1 es única, tiene repercusión mundial, es lo que todos los pilotos queremos lograr.

–Oscar Castellano, que fue tres veces campeón de TC, contó que algún título difícil lo ganó como un boxeador argentino peleando en los Estados Unidos, por nocaut, porque por puntos no se lo daban... ¿Te pasó lo mismo?

–Je... Fue muy extraño. Nunca había vivido una situación así. Todos los campeonatos que gané los gané en la pista, pero éste... Ojo, que aunque fue una sorpresa me puso igual de contento. Pero nunca me pasó de haber salido campeón después de terminada una carrera.

–Discutiste con Diego Aventín en el podio, y luego lo desclasificaron porque tenía el motor fuera de reglamento. ¿Qué pasó?

–La verdad es que yo lo respeto mucho a Diego, hizo una gran carrera y no tiene la culpa de lo que pasó. Pero me calentó porque habíamos hecho una carrera limpia, y pese a que yo había perdido la posibilidad de definir el título en la pista, él estaba muy serio, como enojado, y me amenazó. Yo en una situación anterior me la comí, me porté distinto.

–¿Qué te cambia ser campeón de TC?

–Nada. Yo nunca me olvidé de quien soy. Yo corrí en Fórmula 1, salí campeón en Europa, pero siempre soy el mismo. ¿Vos sabés que en la plaza de Arrecifes vi, desde arriba de la autobomba, gente que me había comprado rifas cuando juntaba plata para irme a correr afuera? ¿Habrían estado si yo hubiera cambiado?

Compartir: 

Twitter
 

Fontana se abraza con un mecánico del equipo.
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.