EL PAíS

Muy cerca del acuerdo en el último punto de conflicto con los petroleros

Los petroleros privados volvieron al trabajo el domingo, en tanto que ayer hicieron lo mismo los jerárquicos de esa actividad, tras un principio de acuerdo con el Ministerio de Trabajo.

 Por Raúl Dellatorre

El sindicato del personal jerárquico petrolero, que hasta anoche continuaba en paro de actividades, se comprometió ayer ante el ministro de Trabajo a “levantar las medidas de fuerza” para posibilitar una negociación en torno de sus dos reclamos: reducción del impuesto a las ganancias que pagan sus afiliados en las provincias patagónicas sobre sus salarios y mejora de condiciones de trabajo contempladas en el convenio colectivo respectivo. El propio ministro, Carlos Tomada, asumió la responsabilidad de viabilizar el acuerdo en la reunión prevista para la tarde de hoy.

Mientras los trabajadores nucleados en el sindicato de petroleros privados volvía ayer a las tareas “normalizando prácticamente en su totalidad el funcionamiento en los yacimientos”, según señaló una fuente sindical, los jerárquicos habían decidido mantener el paro a la espera de los resultados del encuentro previsto para hoy en el Ministerio de Trabajo, en Buenos Aires. Sin embargo, a última hora de la tarde, Tomada obtuvo que los dirigentes del gremio presentes en esta capital, Juan Allapán y Fidel Sixto Sánchez, suscribieran el compromiso de levantar hoy, a primera hora, las medidas de fuerza.

Durante el acto de celebración del aniversario de la ciudad de Caleta Olivia, el presidente Néstor Kirchner eludió hacer referencias directas al conflicto, limitándose a enviar un “saludo” a los trabajadores petroleros de la región. El norte de Santa Cruz (donde se encuentra Caleta) y la provincia de Chubut representan la región más combativa en la actual disputa (corresponden a la Cuenca de San Jorge) y en la que al día de ayer aún continuaban parcialmente paralizados algunos yacimientos a raíz de la medida de fuerza de los jerárquicos. En la región sur santacruceña (Cuenca Austral), en cambio, se asegura desde Río Gallegos que las áreas de producción estaban funcionando normalmente.

Entre ambas provincias, los trabajadores jerárquicos suman unos tres mil, aproximadamente la décima parte del personal de planta en toda la región. La intención de ese sector era paralizar las actividades, pero la actitud de los trabajadores de base (sindicato de petroleros privados) era, aparentemente, disímil en las distintas áreas: mientras en algunas garantizaban el funcionamiento, en otras se mostraban “permisivos” con la actitud de los más duros. Los jerárquicos aseguran que con el acuerdo logrado la semana última con los obreros del sector perdieron la diferencia histórica de 30 por ciento en la relación entre ambos sueldos.

El clima parecía volver a caldearse ayer a raíz de la orden judicial de detención de Mario Navarro, líder de los petroleros en paro en el mes de febrero pero enfrentado con la dirigencia del sindicato.

Compartir: 

Twitter
 

Los dirigentes de los jerárquicos petroleros se reunirán hoy con el ministro Carlos Tomada.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.