EL PAíS

Para que no haya más enojos, en PRO acordaron cómo armar una alianza

Dirigentes cercanos a Macri y a López Murphy se encontraron para consensuar un mecanismo de diálogo con otras fuerzas. Es por el enojo de Murphy por las conversaciones con Lavagna.

Cada vez que Mauricio Macri se acercó a otros políticos crujía su acuerdo con Ricardo López Murphy. El último enojo del Bulldog fueron los sondeos que cerca del ingeniero realizaron con Roberto Lavagna para sumarlo a un gran frente opositor. La mesa chica de la entente que reúne a Compromiso para el Cambio y Recrear definió ayer el primer borrador al que se atendrá la coalición para el armado electoral de 2007. Lejos de los barrabravas y del escenario conflictivo del fútbol o de las tediosas sesiones en la Cámara de Diputados, el presidente de Boca hoy repartirá hamburguesas en un local de comida rápida en Caballito. Quizás hasta lo elijan el empleado del mes.

“Se busca establecer procedimientos a la hora de organizar actividades para la construcción del frente”, fue la síntesis que hizo Pablo Tonelli, de Recrear, del encuentro que en la casa del macrista Horacio Rodríguez Larreta mantuvieron los referentes de cada una de las fuerzas de la coalición de centroderecha. Por Recrear, además de Tonelli, participaron Esteban Bullrich, el legislador porteño Carlos Araujo y Edgardo Srodek. Por Compromiso por el Cambio, además de Rodríguez Larreta, estuvieron el diputado provincial Jorge Macri y el titular de Creer y Crecer, Néstor Grindetti. Tanto unos como otros estuvieron de acuerdo en iniciar conversaciones con quienes impulsan a Lavagna. Los seguidores de López Murphy dijeron que el encuentro tuvo como objetivos “limar asperezas y establecer pautas de convivencia que se cumplan a rajatabla”.

El enojo de los seguidores del Bulldog parece haber quedado en el pasado y, para demostrarlo, los referentes de una y otra agrupación, además del acta-acuerdo, definieron que en la próxima gira de Macri a Entre Ríos estará acompañado por López Murphy. En el macrismo se destacaba ayer la intención de sentar a una misma mesa a los principales referentes opositores al Gobierno “antes de fin de año”.

“Con Recrear está todo bien y con Jorge Sobisch la relación sigue siendo buena”, repiten en círculos cercanos a Macri. Igualmente no ocultan la sorpresa que les produce no haber recibido ninguna señal de parte de Lavagna.

Lejos de los temores iniciales, en la fuerza de López Murphy destacaban ayer la importancia de haber dejado por escrito que iniciarán un acercamiento al ex ministro de Economía. “Mientras compartamos una visión de país, nosotros vamos a hablar con todos para discutir un modelo de país y definir un plan de acción común y un programa de gobierno”, repetían. La mesa chica de la entente continuará hoy el intercambio de posiciones y afinará la convocatoria a un frente opositor.

Además del acuerdo con sus aliados, el macrismo iniciará un debate interno para elegir los roles y también los nombres de los encargados de negociar con Lavagna. La medida pretende evitar “sorpresas” y la multiplicación de “conversaciones” individuales. Jorge Macri, el titular del PRO en la provincia de Buenos Aires, aclaró que la convocatoria a formar un frente opositor incluía “a la UCR, a sectores del justicialismo y al ARI de la doctora Elisa Carrió, si ella tiene ganas”.

Mientras los suyos repasan la letra fina de los acuerdos, Mauricio Macri elige el traje de candidato. Ayer visitó la villa Ramón Carrillo, hoy repartirá hamburguesas a niños de escuelas especiales y luego hará una caminata por Caballito.

Compartir: 

Twitter
 

Mauricio Macri sigue de campaña, ayer estuvo en la villa Ramón Carrillo y habló de inseguridad.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.