ECONOMíA › LA RESERVA FEDERAL LANZA NUEVAS MEDIDAS PARA EVITAR QUE SU SISTEMA FINANCIERO CAIGA EN PáNICO

El sistema está en peligro y Bush va en su defensa

Se desmoronó el dólar y las bolsas asiáticas y europeas. La FED juega todas sus fichas a salvar a la banca de su país. Hoy volvería a bajar la tasa de descuento.

 Por Sebastián Premici

La Reserva Federal de Nueva York anunció anteayer una reducción de un cuarto de punto en la tasa de interés para los préstamos que otorga a los bancos comerciales, los mismos que en este contexto de crisis internacional están reconociendo pérdidas millonarias. A su vez, la FED convalidó el domingo la compra del Bear Stearns por parte del JP Morgan, luego de que anunciase el viernes pasado un salvataje financiero para la entidad que asesoró a los tenedores de bonos argentinos tras la salida de la convertibilidad. En una carrera contrarreloj para evitar una recesión casi segura, la FED anunciaría hoy una nueva baja en la tasa de interés rectora, hasta colocarla en los dos puntos. Tras las sucesivas intervenciones del Banco Central norteamericano, el dólar se desmoronó frente al euro y el yen, lo que arrastró una caída de las bolsas europeas y asiáticas.

“El gobierno de Estados Unidos está apostando a que los bancos puedan refinanciar sus deudas a una tasa baja y así buscar una reactivación de la economía. Básicamente, es una manera de salvar a los bancos, los grandes responsables de la actual crisis. Así como se dice que Argentina corre habitualmente detrás de los problemas, ahora es la administración de George Bush la que está dando manotazos de ahogado”, afirmó a Página/12 Ramiro Castiñeira, de la consultora Econométrica.

La intervención del gobierno norteamericano en esta crisis parece generar cada vez más desconfianza: la bolsa de Francfort cerró con pérdidas del 4,2 por ciento, la de Londres cayó un 3,9 y la de Madrid, un 2,8. El índice Nikkei de la Bolsa de Tokio sufrió un bajón del 3,7 por ciento. En Wall Street, el índice Dow Jones cerró en alza, mientras que el Nasdaq cayó 1,6 por ciento. Y el euro cotizó a 1,6 dólar.

“Esto todavía no terminó. Los principales bancos norteamericanos fueron pedaleando sus pérdidas, el Citigroup decía que tenía un quebranto de 3000 millones de dólares que luego terminó en 10.000 millones. Un banco que el viernes valía casi 3000 millones de dólares fue comprado por 200 millones. El ocultamiento de las pérdidas sobredimensiona incluso la crisis de los créditos hipotecarios de alto riesgo”, graficó a este diario Fernando Izzo, consultor de ABC cambiario. El JP Morgan pagó el domingo dos dólares por cada acción del Bearn Stearns, que el viernes pasado fue rescatado por la Fed, y cuyas pérdidas netas están calculadas en 854 millones de dólares. “Una cosa es segura, atravesamos por momentos difíciles”, reconoció ayer el presidente norteamericano, George Bush. Tan difíciles como para hacer posible la quiebra de otras entidades, como las hipotecarias Fannie Mae y Freddie Mac y el banco Lehman Brothers.

“La Argentina es un tren avanzando en cámara lenta hacia el desastre.” Con esa frase el Lehman Brothers calificaba a la Argentina en octubre de 2001. Uno de sus economistas, el argentino Joaquín Cottani, quien fuera secretario de Financiamiento de Domingo Cavallo en la etapa inicial de la convertibilidad, estimaba en 2002 que el país entraría en una recesión casi segura al salir de la paridad cambiaria con el dólar. “El resultado será el empobrecimiento de todos, incluso quienes se busca proteger con el plan”, aseguraba. Hoy la ecuación se invirtió. Desde 2007, Lehman Brothers contabiliza pérdidas por 1500 millones de dólares. En total, las principales entidades financieras de Estados Unidos perdieron 190.000 millones de dólares. A su vez, los bancos prestamistas iniciaron 1,5 millón de ejecuciones hipotecarias.

Argentina cuenta hoy con reservas superiores a los 50.000 millones de dólares, goza de buena salud en sus cuentas fiscales y en su balanza comercial y mantiene un alto ritmo de crecimiento. En cambio, Estados Unidos tiene déficit fiscal y comercial. “Lo que marca la trascendencia de la crisis en Estados Unidos es su crecimiento interanual igual a cero, algo que no ocurría desde 1991. Los más perjudicados de esta crisis serán los países que más comercializan con Estados Unidos, como Brasil y China. Mientras Argentina mantenga superávit gemelos, no se verá afectada por la crisis financiera”, concluyó Castiñeira.

Compartir: 

Twitter
 

Wall Street vivió una jornada nerviosa, con fuerte caída en la apertura que revirtió al cierre.
Imagen: AFP
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.