EL PAíS › KIRCHNER SUSPENDIó LA VISITA A NUEVA YORK

Para no hacer sombra

El ex presidente iba a encontrarse con el funcionario de EE.UU. Tom Shannon. Pero la fecha coincidía con la presencia de CFK en una cumbre en Londres. En su lugar irá Alberto Fernández.

 Por Daniel Miguez

El ex presidente Néstor Kirchner decidió bajarse del viaje que planeaba hacer a Nueva York, invitado por el Concejo de las Américas. Iba a ir acompañado por el jefe de Gabinete, Alberto Fernández, que ahora deberá subirse solo al avión. El motivo, según dijeron fuentes del Gobierno a Página/12, es que la agenda del subsecretario de Asuntos Hemisféricos, Tom Shannon, sólo le hubiese permitido un encuentro con él en los primeros días de abril, en forma coincidente con la participación de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner en la Cumbre de Líderes Progresistas en Londres.

Originalmente, el viaje de Kirchner y Alberto Fernández estaba pensado para el 27 de marzo, ya que para esa fecha la Presidenta había aplazado un posible viaje a Cartagena de Indias, Colombia, donde se realizará un encuentro de la Unión de las Naciones de Sudamérica.

De todos modos, aunque no se hubieran corrido las fechas, aún no estaba definida una reunión con Shannon e incluso se especulaba con que el interlocutor del alto funcionario norteamericano fuese el jefe de Gabinete, que es quien le daba carácter de oficial a un eventual encuentro. Kirchner había sido invitado a disertar al Consejo de las Américas como ex presidente.

Una de las cosas que Kirchner intenta medir con extremo cuidado es no hacerle sombra al gobierno de su esposa. Así como ella pasó a un segundo plano en la exposición pública cuando él llegó a la Casa Rosada, él pretende tomar la misma actitud. Redoblada, además, por la insistencia de un sector de la oposición que habló de doble comando en el Gobierno hasta hace poco. En ese razonamiento hay que buscar las causas por las que Kirchner decidió quedarse, explicaban anoche funcionarios consultados por este diario.

Haber ido a Nueva York hubiese implicado compartir la cartelera mediática con Cristina, que el 4 y 5 de abril estará en Londres, invitada junto a otros trece jefes de Estado por el primer ministro británico, Gordon Brown. Y de allí seguirá viaje a París para reunirse con el presidente francés, Nicolas Sarkozy.

De todos modos, la presencia del jefe de Gabinete en Nueva York, aunque sea por una invitación no oficial, reafirmará los gestos de acercamiento que intercambiaron ambos países en los últimos tiempos tras el incidente de la valija de Guido Antonini Wilson y la denuncia de la Justicia norteamericana, según la cual los casi 800 mil dólares que el empresario venezolano-estadounidense quiso entrar al país tenían como destino financiar la campaña electoral de CFK. La Presidenta reaccionó con firmeza en aquel momento, acusando a Estados Unidos de “montar operaciones basura”. Después llegaron varios gestos de distensión mutuos, hasta que la relación se normalizó.

En el Consejo de las Américas, que reúne a los empresarios más influyentes de Estados Unidos, la Presidenta tiene como aliada nada menos que a la titular de la entidad, Susan Segal, quien en septiembre de 2007, un mes antes de las elecciones, la elogió públicamente al decirle al empresariado que Cristina garantizaba la gobernabilidad en la Argentina. Si bien no trascendió qué rol jugará Alberto Fernández en su visita, difícilmente pueda evitar que le pregunten por cuestiones tales como la inflación y la reestructuración de la deuda con el Club de París.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.