EL MUNDO › SERBIOS CHOCAN CON FUERZAS DE ONU Y OTAN

Batalla campal en Kosovo

 Por Andreu Missé *

Desde Bruselas

Centenares de manifestantes serbios dispararon armas de fuego y lanzaron granadas ayer contra la policía de Naciones Unidas y tropas de la OTAN en el norte de Mitrovica, en la jornada más violenta desde que Kosovo declaró su independencia, hace un mes. Más de 80 manifestantes serbios y unos 50 policías y militares (polacos, franceses y ucranianos) resultaron heridos. Otros 50 serbios fueron detenidos. El violento choque obligó a las fuerzas policiales de la ONU a retirarse temporalmente de la zona.

Los enfrentamientos se produjeron ayer por la mañana en la ciudad étnicamente dividida de Mitrovica, cuando varios centenares de policías de la Unmik (ONU), apoyados por militares de la KFOR (OTAN), entraron en la sede del principal tribunal de Justicia de Naciones Unidas, ocupada desde el viernes por serbios contrarios a la independencia de Kosovo, para desalojar el edificio. Cientos de manifestantes bloquearon los vehículos de la policía cuando intentaban abandonar la zona. La OTAN, que informó que sus soldados siempre dispararon al aire, asegura que los serbios lanzaron piedras, granadas y se oyeron disparos de armas automáticas. Los enfrentamientos de ayer son una muestra más de la inestabilidad que amenaza la zona tras la declaración unilateral de independencia de Kosovo, el 17 de febrero. La ONU y la OTAN ya tuvieron que afrontar disturbios considerables el mes pasado, cuando grupos de manifestantes quemaron puestos de control fronterizo en el norte de Kosovo, de mayoría serbia. Pero no es nada habitual que los manifestantes se enfrenten a la policía. La crisis ocasionó una fuerte reacción de Serbia, que buscó de inmediato el amparo de Rusia. El primer ministro en funciones de Serbia, Vojislav Kostunica, anunció que estaba analizando la situación con las autoridades de Moscú. Kostunica precisó: “Hemos iniciado las consultas necesarias con Rusia sobre la necesaria acción conjunta para detener todo tipo de violencia contra los serbios”.

La UE apoyó ayer sin reservas las acciones llevadas a cabo por las fuerzas que actúan en representación de la ONU en Kosovo. El alto representante para la UE, Javier Solana, llamó a la calma. “La violencia no conduce a ninguna parte”, afirmó. Antes de la declaración de independencia, el embajador ruso en Bruselas, Vladimir Chizhov, había advertido que las fuerzas de la ONU en Kosovo estaban para proteger a los kosovares y no para atacar a los serbios.

Ayer, Kostunica censuró “el uso de la fuerza contra los serbios de Kosovo que se oponen a la creación de un Estado falso en el territorio de Serbia”. Añadió que la ONU “tiene la plena responsabilidad de garantizar la seguridad de los serbios de Kosovo”. En el mismo sentido, el presidente serbio, Boris Tadic, hizo un llamamiento a la policía de la Unmik y a los efectivos militares de la KFOR “a no utilizar la fuerza contra los serbios”.

Por su parte, el representante especial del secretario general de Naciones Unidas en Kosovo, Joachim Rücker, condenó enérgicamente los ataques de los serbios al Tribunal de la ONU y advirtió de que “aquellos que han vuelto a la violencia en el norte de Mitrovica han cruzado una línea roja” y “esto es inaceptable”.

* De El País de Madrid. Especial para Página/12.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.