ECONOMíA › COMPROMISO DE PROVISIóN DE GASOIL DE VENEZUELA

Por suerte hay un amigo petrolero

El ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, suscribió ayer en Caracas con su par de Energía y Petróleo de Venezuela, y además titular de Pdvsa, Rafael Ramírez, un acuerdo de constitución de una empresa mixta de transporte y licuefacción de gas natural. La misma estará compuesta por la petrolera venezolana y la argentina Enarsa. Como parte de los convenios firmados por De Vido en Venezuela, Pdvsa se comprometió además a proveer un volumen total de 10 millones de barriles de fueloil y 2,96 millones de barriles de gasoil. Dichos volúmenes serán puestos a disposición de la empresa mixta de comercialización de combustibles (ya existente) Enarsa-PDV para su colocación en el mercado interno, de Cammesa para que lo derive a las centrales termoeléctricas durante el invierno, y a Enarsa para administre el resto y lo distribuya de acuerdo con las necesidades.

La nueva empresa de licuefacción de gas natural contempla el desarrollo, construcción y operación de un tren de licuefacción de gas natural de 4,7 millones de toneladas/año, que funcionará en el Complejo Ayacucho, ubicado en el estado venezolano de Sucre. También se encargará de la construcción y operación de un gasoducto para el transporte de gas natural desde el Bloque 2 de la Plataforma Deltana hasta Guiria, para alimentar el mencionado tren (Sistema de Transporte Sur). La empresa mixta será responsable además de la adquisición, transporte y procesamiento de gas natural para transformarlo en Gas Natural Licuado (GNL), y de su posterior comercialización en el mercado internacional.

En esta empresa mixta, Pdvsa poseerá el 60 por ciento de participación accionaria y Enarsa el 10 por ciento, mientras que el porcentaje restante corresponderá a terceros asignados por la industria petrolera venezolana.

La provisión de fuel oil y de gasoil por parte de Venezuela tiene como objetivo cubrir la demanda excedente de combustibles que se registrará durante los meses de invierno en Argentina, ante la insuficiencia de recursos propios y las dificultades que se prevén, de parte de Bolivia, para cumplir con su compromiso máximo de aprovisionamiento de gas natural (7,7 millones de metros cúbicos diarios).

La planta de licuefacción en Venezuela tiene por objeto hacer transportable el gas por barco, para posteriormente regasificarlo en territorio argentino. De esta forma, Argentina contará con una oferta alternativa del fluido para los meses de mayor demanda. Pero el aprovisionamiento que pueda resultar de este proyecto no estará disponible para el próximo invierno. De algún modo, el emprendimiento es una salida alternativa al megaproyecto de gasoducto entre el Orinoco venezolano y el anillo metropolitano de Buenos Aires, que quedó congelado hace ya varios meses.

Compartir: 

Twitter
 

 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.