SOCIEDAD › LOS CONCURSOS TRAMPOSOS EN LA TV BRITáNICA

Una multa de 7 millones de euros

 Por Marcelo Justo

En Gran Bretaña los “concurso trampa” televisivos, con llamados telefónicos que financian programas con promesas falsas de premios o participación, vienen dando que hablar. El canal privado británico ITV acaba de recibir un multa record en la historia de la televisión británica de más de 7 millones de euros por prácticas fraudulentas en concursos telefónicos.

El regulador de las telecomunicaciones, Ofcom, señaló que ITV engañó a los telespectadores en varios de los programas más populares, como Soapstar Supertar, Gamesshow Marathon y Saturday Night Takeaway. “Nuestra investigación fue exhaustiva y descubrió fallas institucionales de ITV que le hicieron ganar a la cadena mucho dinero mediante una estafa de los telespectadores”, dijo el director de Ofcom, Ed Richards.

Entre las prácticas que detectó Ofcom se encuentran la violación de los criterios de selección establecidos por el mismo programa, la aceptación de votos para concursos cuando ya estaban otorgados los premios y la elección de participantes supuestamente convocados al azar por conveniencia geográfica. Según la investigación, ITV ganó más de 9 millones de euros sólo por los votos que no fueron tenidos en cuenta en los concursos. El fraude afectó a más de 10 millones de llamados telefónicos.

El director ejecutivo de ITV, Michael Grade, pidió disculpas a los televidentes. “Este es un momento apropiado para que volvamos a pedir disculpas por lo sucedido en estos shows entre 2003 y 2007”, dijo Grade. En octubre del año pasado, ITV anunció el resultado de su propia investigación y anunció que les reembolsaría el dinero a los perjudicados en los “concursos trampa”. Ofcom tuvo en cuenta este gesto: la multa pudo ser peor. Según el analista de temas mediáticos Steve Hewlett, el canal no tiene atenuantes. “Para una compañía que está haciéndoles ganar a sus accionistas entre 150 y 200 millones de libras por año, lo sucedido no tiene nombre”, dijo Hewlett.

La polémica por las irregularidades en concursos telefónicos ha afectado a los principales canales de la televisión británica. La lucha por el rating, atizada por los concursos, afectó a la misma televisión pública, la irreprochable BBC, que aun sin anuncios ni comerciales en su programación se vio obligada a competir en ese terreno para justificar su financiamiento con un impuesto especial ante la ofensiva de grandes conglomerados mediáticos que quieren su privatización. En todo caso, Ofcom ha dejado en claro tanto para entidades públicas como privadas que la responsabilidad de protección del consumidor corre por cuenta de los mismos canales que deben obtener una verificación independiente “de todos los sistemas para votación y competiciones por teléfono”. Las televisiones tienen hasta fin de junio para poner en marcha que pongan fin a este tipo de irregularidades. De junio en adelante, Ofcom realizará supervisiones encubiertas para asegurar que se está cumpliendo con los requisitos para el funcionamiento de este tipo de concursos.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.