SOCIEDAD › BARREDA ESPERA UN INFORME PARA LOGRAR SU ARRESTO DOMICILIARIO

A un paso de salir de la cárcel

El odontólogo condenado a reclusión perpetua por el crimen de su esposa, su suegra y sus dos hijas podría salir del penal. La Justicia espera un informe socioambiental en la vivienda del barrio de Belgrano, donde vive su novia y donde se alojará él.

Revuelo y polémica provocó ayer, en los tribunales penales de La Plata, la presencia del odontólogo Ricardo Barreda, condenado a reclusión perpetua por asesinar –en el año 1992– a cuatro miembros de su familia. Luego de un trámite de apenas diez minutos se confirmó que en una semana Barreda podría dejar la cárcel de Gorina, donde está alojado, y comenzar a gozar del régimen de prisión domiciliaria en la casa de su novia –a la que conoció estando tras las rejas–, en el barrio porteño de Belgrano. Para que se haga efectiva la medida, ordenada por la Cámara de Casación Penal bonaerense, la Justicia le demanda a Barreda “un informe socioambiental sobre el domicilio que fijó para cumplir la pena y otro del Servicio Penitenciario Bonaerense que determine cuál es su conducta intramuros”, explicó a la prensa Pedro Soria, presidente de la Sala I de la Cámara Penal, que es la que tiene que hacer cumplir el fallo que establece el beneficio del arresto domiciliario.

Barreda, que adquirió notoriedad pública luego de asesinar a escopetazos a su esposa, su suegra y sus dos hijas, fue seguido por decenas de periodistas que intentaron entrevistarlo mientras caminaba por los pasillos de los tribunales, en 8 y 57. “No tirés que me lastimás”, fue lo único que dijo Barreda, dirigiéndose al guardia que lo llevaba esposado. “La audiencia fue a los fines de comunicarle a Barreda que se le había otorgado el arresto domiciliario y por eso le preguntamos si tenía dónde vivir y quién lo va a asistir, y él nos dio esos datos que ahora tenemos que corroborar”, precisó Soria, que integró el Tribunal Oral que condenó al odontólogo.

Soria comentó que el lunes tendrá que presentarse ante la Cámara la novia de Barreda para corroborar datos que serán incorporados al informe socioambiental. Aclaró también que la Cámara sólo “tiene que cumplir con lo que dijo el Tribunal de Casación y su intervención se limita a que el odontólogo cumpla con los requisitos que exige la ley”.

Recordó que el arresto domiciliario determina que el beneficiado “no puede alejarse bajo ningún concepto de la vivienda que fijó para cumplir la pena”. Al mismo tiempo, Soria rechazó la posibilidad de que se le imponga al detenido una “tobillera magnética” para controlar sus movimientos. Barreda fue acompañado por su abogado defensor, Eduardo Gutiérrez, quien confirmó que tendrán que esperar a que la Cámara reciba dos informes, aunque confió en que su defendido “va a reunir todos los requisitos necesarios”. Dijo que Barreda regresó “muy tranquilo” al penal de Gorina, luego de la entrevista en los tribunales platenses.

La resolución del Tribunal de Casación se basó en que el condenado tiene mas de 70 años –cumplió 73– y que es “excelente” su conducta dentro del penal. El fiscal de Casación penal, Carlos Altuve, presentó un recurso de revocatoria contra la medida del tribunal y solicitó que Barreda siga en prisión. Altuve manifestó que el arresto domiciliario “se otorga a los procesados y no a los condenados”, como es el caso de Barreda.

El fiscal también cuestionó que los jueces de Casación hayan dictado una medida que no había sido solicitada por la defensa de Barreda, que pidió la excarcelación y no la prisión domiciliaria. Casación consideró que no estaban dadas las condiciones para una excarcelación sin límites y por eso se inclinó por el arresto domiciliario.

“La defensa había pedido sólo la excarcelación, por lo que cuando se me dio la oportunidad de expedirme sólo lo hice por esa medida, no por el arresto domiciliario”, se quejó Altuve, quien consideró que el fallo de Casación “no tiene sustento legal”. Una fuente judicial consultada por Página/12 admitió que el arresto domiciliario es una alternativa a la prisión preventiva, medida que sólo se aplica a los procesados. “De todos modos, el artículo 10 del Código Penal admite la prisión domiciliaria para mayores de 60 años. No de 70, de 60 años. De modo que la medida es legal.”

Eduardo Hortel, otro de los jueces que condenó a Barreda, le dijo a este diario que “el arresto domiciliario para un condenado viola el principio de igualdad ante otros detenidos que están en la misma situación”. De todos modos, aclaró que no cree que Barreda vuelva a matar. “Es una persona normal. Tiene que estar en una situación similar a la que tuvo para actuar con violencia. Se sentía incomprendido por su familia, aunque mintió en el juicio cuando dijo que lo maltrataban, porque él no tenía vida conyugal con su mujer y ni siquiera tenía diálogo con sus víctimas.”

Compartir: 

Twitter
 

Los periodistas intentaron hablar con Barreda durante el traslado, pero él no respondió.
Imagen: Compay
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.