ECONOMIA › VOLCARON LECHE EN LA RUTA. SE AGOTAN STOCKS EN FRIGORIFICOS Y SUPERMERCADOS

Riesgo de desabastecimiento

Más de veinte mil camiones están varados en las rutas. Pueblos del interior padecen faltantes y en los centros urbanos puede haber problemas si se extiende la medida de fuerza. Se empiezan a registrar subas especulativas de precios en la carne.

 Por Sebastián Premici

“Hay que empezar a hacerse cargo de las consecuencias porque con la comida no se jode.” Con estas palabras, Daniel Scioli, gobernador de la provincia de Buenos Aires, fustigó a las entidades rurales para que cedan en su postura y levanten el lockout. Por su parte, desde la Confederación Argentina de Transporte Automotor de Carga (Catac) justificaron el lockout y desabastecimiento causado por los transportistas, “ya que es la única manera que encuentran para obligar al Estado a que solucionen el conflicto con el campo”. Algunos de los dirigentes que están en las rutas también justifican estos cortes, diciendo “que se les facilita el trabajo”. Mientras tanto, hay más de 20 mil camiones detenidos en las rutas, miles de litros de leche derramada en las banquinas, y el fantasma del desabastecimiento en el interior del país, que amenaza extenderse a las grandes urbes, si continúan ambos lockouts patronales.

Dicen que una imagen vale más que mil palabras. En este sentido, la leche derramada sobre las rutas es una postal poco grata, cuando en el país (y en el mundo) se discute sobre la falta de alimentos. El gerente general del Centro de Industria Lechera, Jorge Secco, afirmó ayer que si se mantiene la protesta agraria y de los transportistas de carga más allá del fin de semana, habrá desabastecimiento de productos lácteos. “Si no cambia el panorama, el lunes no habrá leche en ningún lado”, aseguró a Página/12 Secco. La empresa SanCor tiene varados aproximadamente 60 camiones, la mitad de materia prima y otro tanto de productos terminados. La Serenísima, por su parte, tiene 80 camiones detenidos en los multiplicados piquetes del país.

Página/12 preguntó a diferentes empresarios del sector lácteo por qué se tiró leche. Las vacas tienen que ser ordeñadas todos los días y algunos productores tienen la posibilidad de guardarla bien refrigerada. Cuando sale de los tambos, puede viajar en camiones frigoríficos o los llamados termos. La leche puede almacenarse en esos camiones, como mínimo, 48 horas. Los cortes totales de ruta sólo llevan poco más de 24 horas. La leche derramada impacta en la opinión pública a través de las cámaras de televisión. Es parte de la nueva lógica de esta protesta, donde Catac justifica el desabastecimiento como forma de presionar un abrupto final en este conflicto.

En los supermercados del interior del país ya hay signos de problemas en la cadena de logística. Así lo confirmó a Página/12 Juan Vasco, titular de la Asociación de Supermercados Unidos, entidad que nuclea a Carrefour, Wal Mart, Jumbo, entre otras. “En el interior ya hay problemas, sobre todo en Córdoba y en la zona cuyana, mientras que en Capital Federal y Gran Buenos Aires las cosas estarán más o menos tranquilas por una semana. Lo que sí es notorio es que ya se están tomando medidas de racionalización en las ventas, sobre todo en harinas y trigo. En el caso de la leche, habrá que ver qué pasa. De todas maneras, el panorama todavía no es grave”, indicó Vasco.

“Está todo cortado. En Entre Ríos hay más de 25 piquetes por todas las rutas de la provincia. No nos hacemos cargo del desabastecimiento porque ni siquiera estamos abastecidos en nuestras casas”, indicó a Página/12 Roque Guy, representante de los transportistas entrerrianos, que se desprendió de la postura de Catac, aunque estén realizando las mismas acciones. En Santa Fe la situación es similar. “Los piquetes son cada vez más virulentos, no dejan pasar nada. Son los transportistas los que cortan, pero ya están todos mezclados (con los productores agropecuarios)”, señaló a este diario Jorge Toreli, titular de la Cámara de Frigoríficos de Santa Fe. En esta provincia, la faena llega a un 10 por ciento. Por otro lado, ayer ingresaron a Liniers un poco más de mil cabezas, algo atípico para un jueves, donde no suelen entrar más de 500 (ver aparte). En tres días de remisiones a ese mercado, ingresaron aproximadamente 5100 cabezas. “El bajo ingreso a Liniers marca un problema general, los camiones de los pueblos no quieren cargar faena”, explicó a este diario un industrial.

“Vamos a estar muy justos durante el fin de semana. Los frigoríficos para consumo interno tienen capacidad de almacenar por una semana, mientras que las carnicerías pueden tener un stock de 70 kilos. Hasta ahora se vio un aumento de precios de 30 centavos, que fue absorbido por los carniceros”, indicó a Página/12 Alberto Williams, representante de las carnicerías de Capital Federal.

Para el caso de la harina y el pan, el panorama es similar. Ya hay más de doce molinos cerrados, según indicó a este diario Alberto España, titular de la Federación de Molineros. “Estamos recibiendo el kilo de harina a tres pesos, lo que hace que el pan se venda en algunas zonas a 5 pesos”, informó Miguel Angel Rodríguez, de la Federación Obrera del Pan.

Compartir: 

Twitter
 

Al igual que durante el primer lockout, ayer se repitió la imagen de la leche derramada en la ruta.
Imagen: Gentileza La voz del Interior
 
ECONOMIA
 indice
  • LAS ENTIDADES NO DESCARTAN LEVANTAR LAS MEDIDAS, ANTE EL RIESGO DE DESABASTECIMIENTO POR EL LOCKOUT DEL TRANSPORTE
    Ruta cortada, conflicto en máxima velocidad
    Por Raúl Dellatorre
  • VOLCARON LECHE EN LA RUTA. SE AGOTAN STOCKS EN FRIGORIFICOS Y SUPERMERCADOS
    Riesgo de desabastecimiento
    Por Sebastián Premici
  • DIFICULTADES DE LAS PETROLERAS PARA ACERCAR COMBUSTIBLES
    Las estaciones agotan sus reservas
    Por Cledis Candelaresi

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.