EL PAíS › HUBO DEBATE EN EL ENCUENTRO DEL CONSEJO DEL PJ QUE ENCABEZO KIRCHNER POR EL TEMA DEL CAMPO

Una reunión con cambio de opiniones

El ex presidente convocó a una movilización en el Monumento a la Bandera para el 20 de junio. En el encuentro de ayer en el PJ hubo quienes se animaron a exponer sus dudas sobre el extendido conflicto con el campo.

 Por Martín Piqué

–Yo estoy angustiado por la situación del país.

–Felipe, yo no estoy angustiado. Estoy comprometido con el país.

La primera frase fue pronunciada por el diputado Felipe Solá. El autor de la respuesta es fácil de adivinar: nada menos que Néstor Kirchner.

El cruce se escuchó ayer en el quincho de la sede del PJ de Matheu 130. Quedará para el anecdotario de la historia peronista.

Kirchner completó su réplica con la lógica del hecho consumado.

–El Gobierno tomó una decisión. Desde el PJ no podemos discutir con los empresarios si ellos quieren o no pagar el impuesto a las ganancias.

El intercambio de opiniones, ciertas intervenciones que despertaban veloces respuestas, eran algo inédito para la tradición verticalista del justicialismo. “Hacía mucho que en el PJ no se debatía así”, contó a PáginaI12 uno de los secretarios del Consejo Nacional del PJ. Era la primera reunión completa de la nueva conducción justicialista. En torno de la mesa del quincho del quinto piso se sentaron los 75 integrantes del Consejo Nacional, encabezados por el titular del partido. Entre los invitados estaban cinco vicepresidentes, 22 secretarios y el resto, vocales. Tras unas palabras protocolares de la tucumana Beatriz Rojkés, Kirchner tomó el micrófono para hacer un diagnóstico.

Lo que siguió fue casi un calco de los últimos discursos del ex presidente, los conceptos eran idénticos a los que habían escuchado los legisladores bonaerenses el martes en el microcine del bunker peronista. La única novedad fue que Kirchner terminó su intervención con una convocatoria a movilizarse el 20 de junio a Rosario. Se trataba del mismo escenario que habían elegido las cámaras patronales del campo para hacer su acto contra las retenciones móviles. “El 20 vamos a Rosario a acompañar a Cristina”, arengó Kirchner. A pesar de esa frase pronunciada por el ex presidente, PáginaI12 comprobó anoche que la movilización del oficialismo al Monumento a la Bandera aún no está confirmada en forma definitiva. “Lo estamos estudiando. Ese día van los movimientos sociales. No queremos mezclar”, admitió a este diario un ex intendente K del conurbano.

El cruce entre Kirchner y Solá no fue el único momento que quedará para el anecdotario K. También hubo dos nuevos contrapuntos, seguramente no buscados por uno de sus protagonistas, entre el ex presidente y el titular de la CGT, Hugo Moyano. El desacuerdo se produjo cuando el camionero dijo que “había que replantear la estrategia”. “Se llegó a un tope”, evaluó. Su diagnóstico fue objetado por Kirchner. “Ya dimos soluciones para los pequeños y medianos productores, ahora tenemos que seguir para adelante”, contradijo. Enseguida se escuchó otra diferencia. Tras advertir dos veces que “no estaba seguro si iba a decir una boludez”, Moyano propuso que el Ejecutivo le cediera a la Iglesia su representación en el conflicto. “Les damos un papelito con nuestras condiciones”, esbozó. En ese momento se escuchó la intervención de Kirchner más enfática. La más dura. “Esto lo digo sólo por mí, el Estado no puede ceder su rol a otra institución que en otros tiempos fue cómplice de la desaparición de nuestros compañeros”, subrayó para descartar cualquier mediación eclesial.

Sonrisas y aplausos

En el debate siguió con otras opiniones que despertaron cuchicheos, sonrisas y aplausos. El gobernador de Entre Ríos, Sergio Urribarri, contó que la Justicia había iniciado una causa por evasión de impuestos al número dos de Alfredo De Angeli en la Federación Agraria entrerriana. Se trata del dirigente rural Juan Ferrari. Otro comentario muy elogiado fue el del diputado por Córdoba Alberto Cantero, natural de Río Cuarto, quien conoce bien lo que es convivir con el hostigamiento de los productores rurales. “Los productores pueden guardar su producción durante 90 días, pero la gente pobre de todos los pueblos se está quedando sin alimento. La semana que viene los pobres de los pueblos del interior de Córdoba no van a tener qué comer”, advirtió.

La reunión seguía en el quincho cuando los gobernadores Daniel Scioli y Jorge Capitanich, ambos vicepresidentes del partido, y la vocal Graciela Giannettasio bajaron hasta el primer piso para dar una conferencia de prensa. “El Consejo (Nacional del PJ), luego de debate interno, ha tomado decisión honrando las banderas fundacionales del peronismo. Y ha dado un respaldo a las medidas de la Presidenta”, dijo Scioli. Quedaba claro que el encuentro había dejado dos conclusiones. Un respaldo casi unánime a la estrategia del Gobierno de no hacer más cambios al sistema de retenciones. Pero con algunas voces disonantes. De allí la mención al “debate interno”.

La posición dominante había sido el respaldo a la posición del Gobierno de mantener las retenciones móviles y exigir el levantamiento incondicional del lockout. Aunque algunos dirigentes que no habían querido poner el cuerpo para debatir. Esos faltazos fueron, previsiblemente, una de las comidillas de la jornada. Entre los ausentes estuvieron el gobernador cordobés Juan Schiaretti, el senador Carlos Reutemann y el salteño Juan Carlos Romero. Los tres faltaron para expresar su distanciamiento definitivo. Desde Entre Ríos, Busti se excusó por no asistir con el ¿argumento? de que debía presidir la Convención Constituyente en su provincia. Y los gobernadores Luis Beder Herrera (La Rioja), Celso Jaque (Mendoza) y José Luis Gioja (San Juan) tampoco fueron por encontrarse en medio de una visita a México de las provincias del Cuyo.

Compartir: 

Twitter
 

Urribarri, Moyano, Scioli, Kirchner, Capitanich, Rojkés y Alberto Fernández en el PJ.
Imagen: DyN
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.