EL PAíS › UN EX FUNCIONARIO DECLARO POR EL CASO SKANSKA

Ulloa se defendió y atacó a Madaro

 Por Irina Hauser

El ex gerente de Nación Fideicomisos Néstor Ulloa intentó demostrar ayer ante el juez Norberto Oyarbide que no cobró coimas en la adjudicación de las obras para la construcción de dos gasoductos y, para despegarse de los posibles sobreprecios, dijo que por su función no intervenía en los cálculos de costos. El ex funcionario, de este modo, fue indagado ayer por segunda vez en la investigación del caso Skanska en la Justicia federal, y ya está procesado por el mismo caso en el fuero penal tributario. Trasladó las responsabilidades al Enargas y las gerenciadoras TGS y TGN.

Ulloa administraba los fondos destinados a diferentes obras públicas, como las de los gasoductos Norte y Sur, organizadas por el Ministerio de Planificación Federal. Está imputado por posible cohecho y por el pago de sobreprecios que, según se llegó a calcular en la causa, podrían superar los 40 millones de dólares. El caso Skanska estalló cuando el juez penal tributario Javier López Biscayart detectó que esa empresa había utilizado facturas truchas para disimular pagos ilegales, algo que la propia multinacional admitió.

En las comunicaciones internas de la constructora, Ulloa aparece como nexo con una sociedad fantasma que proveyó facturas falsas. Ayer reiteró lo que ya había dicho: que no tenía poder de decisión para favorecer a una y otra empresa como para que alguien quisiera sobornarlo. Los costos, dijo, tampoco eran de su competencia. Sostuvo que el mayor poder de decisión estaba en el Ente del Gas, cuyo ex titular, Fulvio Madaro, declaró anteayer. Ulloa fue echado cuando estalló el escándalo el año pasado. Madaro sigue en la función pública.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.