ECONOMíA › EDUARDO BUZZI, DE FEDERACIóN AGRARIA, ADVIRTIó QUE PODRíAN VOLVER LOS PIQUETES SI SURGEN PROVOCACIONES DEL GOBIERNO

Los ruralistas amenazan con cortes de ruta

Aunque el próximo lockout no contempla la interrupción del tránsito, los empresarios advierten que podrían apelar a ese recurso si se sienten maltratados. El Gobierno confirmó que estudia medidas para el sector. Cruce de reproches.

Horas después de que la Mesa de Enlace anunció una nueva medida de fuerza que se extenderá desde la medianoche del viernes al miércoles próximo, el secretario de Agricultura, Carlos Cheppi, aseguró que a pesar del embate ruralista se seguirán estudiando medidas para beneficiar al sector, cuyo anuncio es inminente. “Vamos a seguir apostando al diálogo y a seguir trabajando. Esto no nos paraliza para nada. Al contrario. Estamos reunidos haciendo una evaluación pormenorizada de los efectos de la sequía”, fue la contemporizadora declaración del funcionario. Lejos de calmar los ánimos de las corporaciones agropecuarias, las palabras de Cheppi fastidiaron al presidente de la Sociedad Rural, Hugo Biolcati, quien lo acusó de amagar en público con medidas que ni siquiera habrían sido esbozadas en los encuentros en privado, según su versión. Eduardo Buzzi, recientemente reelecto al frente de Federación Agraria, azuzó un poco más el fuego al advertir que, aunque no es una modalidad de protesta formalmente prevista, puede haber “cortes de rutas espontáneos”.

“Es muy difícil proponer un diálogo, cuando uno viene a pretender que todo lo que uno trae es lo que hay que resolver”, subió el tono Cheppi, cansado de los intentos de los ruralistas de imponer su posición a cualquier costo. Las medidas en ciernes para paliar los efectos de la sequía e incluso algún eventual retoque al sistema de retenciones son cambios que el Gobierno tendría en agenda y que darían lugar a anuncios que el secretario de Agricultura reservó para la Presidenta.

Quizás éstos se hagan públicos durante alguna de las seis jornadas en las que los ruralistas protestarán dejando de comercializar granos y carnes y llevarán a cabo manifestaciones en todo el país, que culminarán con un abrazo simbólico al Congreso de la Nación. Un programa de actividades que se ejecutará con el apoyo de otras organizaciones políticas como la Corriente Clasista y Combativa, la Federación de Tierra y Vivienda Disidente y el Movimiento Socialista de los Trabajadores, entre otras, que se manifiestan preocupados por la rentabilidad empresaria. El propósito es apuntalar con esas manifestaciones los reclamos de una reducción en las retenciones a las exportaciones, un régimen de precios superiores para el ganado y la leche y una subvención urgente para las zonas más castigadas por la sequía. Algunas de estas cuestiones integran la agenda oficial de medidas en estudio.

Pero los dirigentes de la Mesa de Enlace están montados a su plan de lucha. “Las supuestas medidas son una maniobra mediática”, embistió Biolcati en declaraciones radiales. “Hace cuatro días hábiles estuvimos reunidos –con Cheppi– y no nos dijo nada. Lo lógico hubiera sido anunciarlas antes”, relativizó el titular de Sociedad Rural. “Nos recibió y no pudo siquiera fijar fecha para volver a reunirnos, para empezar a trabajar, no pudo ni siquiera comentarnos las vías de solución que estaban estudiando. Nos dijo varias veces ‘ustedes no dejaron espacio político para seguir conversando por el momento, tienen que cambiar de actitud y después iremos viendo’”, relató el flamante mandamás de la Sociedad Rural, para quien ese solo hecho dejó abierta la puerta para un nuevo lockout.

En el Gobierno también hay irritación, no sólo porque el anuncio de la nueva protesta tuvo lugar en el medio de negociaciones difíciles pero negociaciones al fin, sino porque se entiende que los cuestionamientos superan ampliamente la política agropecuaria oficial y están referidos al modelo económico que se instrumenta desde la Rosada. Así lo sentenció ayer Cheppi. Lo que se rechaza es la intervención del Estado en la economía.

El diputado kirchnerista Carlos Kunkel fue bastante más cáustico. “Pídanle a (el cardenal Jorge) Bergoglio que haga llover. ¿Qué culpa tiene el Gobierno de la sequía?”, chicaneó, minimizando la exigencia ruralista de instrumentar compensaciones inmediatas para los productores afectados por las falta de agua, que afecta especialmente a algunas zonas del país como el norte de Santa Fe y el Chaco.

Los dirigentes de la Mesa de Enlace se ocuparon de subrayar que la medida de fuerza no ocasionará trastornos ni al abastecimiento de alimentos ni a las arcas públicas, ya que hay stock suficiente para atender la demanda interna por seis días y lo que no se exporta en una semana se despacha en la siguiente. “Es sólo un llamado de atención”, atenuó Biolcati. Tampoco se perturbaría el resto de las actividades económicas como ocurrió durante más de 100 días en el lockout pasado, ya que esta vez no está prevista la interrupción del tránsito. Sin embargo, no hay garantías de que ello finalmente no se produzca.

“Vamos a protestar, pero no jorobando a la sociedad que transita por las rutas, salvo que haya un escenario de provocación”, indicó Buzzi, quien no aclaró qué sería una provocación para los dirigentes rurales. Tampoco descartó, en tono amenazante, que algunos productores presuntamente estimulados por una eventual conducta provocativa decidan hacer un corte.

Para el titular de la Oncca, Ricardo Echegaray, la Mesa de Enlace está definitivamente cuestionando la política oficial, algo que iría más allá de la defensa de sus intereses específicos. En este sentido, recordó que “todos los miércoles, cuando convoco a los sectores (leche, carne, granos) los únicos asientos que quedan vacíos son los de los productores, que no hacen oír su opinión”. El funcionario incomoda más allá de sus declaraciones. La Oficina Nacional de Control Comercial Agropecuario resulta perturbadora por sus acciones tendientes a forzar un blanqueo de la actividad, que en una alta proporción se canalizó históricamente por una vía informal.

Compartir: 

Twitter
 

La Mesa de Enlace afirma que las supuestas medidas del Gobierno son una maniobra mediática.
Imagen: Arnaldo Pampillon
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.