ECONOMíA › DENUNCIA CONTRA EL BANCO ESTADOUNIDENSE

Goldman salió de pesca

Dos fondos especulativos de inversión acusan a Goldman Sachs de vender a corto plazo acciones de sus clientes en descubierto para beneficiarse con la baja. La operatoria, aunque legal, fue prohibida por la comisión de valores estadounidense (SEC, por sus siglas en inglés) por deprimir las cotizaciones de algunos papeles que luego desencadenaron en quiebras millonarias. Las acusaciones “verbales” fueron formuladas por dos compañías que operan en el segmento de alto riesgo ante los sindicatos y a la asociación de comercio.

“Goldman Sachs está actuando contra sus clientes para conseguir ganancias a sus expensas”, afirman los inversores. Según sostienen, la pérdida de 171.000 millones de dólares en el valor de los préstamos en el pasado año es una “miseria” comparado con las ganancias en reaseguros que operaron para mantener el riesgo “a la par”.

La operatoria consiste en vender acciones que no se tiene de una compañía –de allí lo de descubierto– apostando a que bajará antes de que lo adquiera físicamente y lo entregue al verdadero comprador (los bancos de inversión son intermediarias). En el medio radican las enormes ganancias.

La denuncia volvió a dejar en descubierto la fragilidad de un sistema en el cual un banco, que tiene información de primera mano de los inversionistas, opera en contra de sus clientes.

Sin embargo, los altos directivos de la firma involucrada anunciaron que no recibirán sus millonarios bonus de fin de año. Los siete principales gerentes de Goldman Sachs percibirán este año únicamente su salario base de 600.000 dólares. El año pasado, tan sólo el presidente de Goldman Sachs, Lloyd Blankfein, recibió primas y acciones por un valor total de 68,5 millones de dólares.

Compartir: 

Twitter
 

 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.