ECONOMIA › LAS CLINICAS PIDEN REPLANTEAR EL SISTEMA DE SALUD

“El modelo solidario hizo agua”

 Por Raúl Dellatorre

La crisis termina juntando a los que se mantienen al margen de las grandes definiciones. Un nutrido grupo de clínicas y sanatorios nacionales decidió agruparse para intervenir en la discusión sobre “un nuevo modelo de salud solidaria”. Tras reconocer que la crisis del sistema es prácticamente irreversible en las actuales condiciones –desempleo, bajas salariales, precarización e informalización de los que trabajan–, la Cámara de Entidades Prestadoras de Salud reclama discutir la emergencia pero también una reformulación de todo el sistema. La nueva cámara “no gerenciará ni intermediará en los contratos” con obras sociales o el PAMI, se apuran en aclarar, para diferenciarse de la práctica de otras entidades del sector. También se definen en favor de la continuidad de un sistema solidario diferenciado de la medicina prepaga, rechazando implícitamente las propuestas de desregulación del sistema.
Alrededor de 35 clínicas cerraron sus puertas en los últimos años sólo en Capital Federal. En el resto del área metropolitana, la gran mayoría afrontan pedidos de quiebra o están en convocatoria de acreedores. Las deudas con profesionales, personal en relación de dependencia y proveedores de insumos de todo el sector, estiman, superaría los 1000 millones de pesos a nivel nacional. “Y eso sin contar las deudas impositivas y previsionales”, apuntan. Estos resultados son la consecuencia de la crisis en el PAMI –que adeuda ocho meses de servicio a sus prestadores– y el quebranto del sistema de obras sociales.
Manuel Moisés, presidente de Cepsal (Cámara de Entidades Prestadoras de Salud), junto a Carlos Tita y Mercedes Elmeaudy, entre otras autoridades de la cámara, señalaron la urgencia en encontrarle un nuevo rumbo al sistema. “Queremos participar en una discusión con todos los actores, consensuar un modelo que sustituya este esquema, que hizo agua”, apuntan, sin desconocer que este espacio de discusión hoy no existe. Su principal aliado, aseguran, serán las obras sociales sindicales y las ONG que se propongan trabajar en atención primaria y prevención. Un equipo de sanitaristas trabaja en la elaboración del modelo de salud que Cepsal presentaría en las próximas semanas. Uno de sus directivos, Mario Lugones, anticipó algunas premisas en estudio:
- En el aspecto financiero, eliminar costos de intermediación (gerenciadores y subcontratistas) y aumentar los ingresos al sistema, incorporando a una amplia franja de población que quedó excluida por precarización laboral o pérdida del trabajo;
- En lo prestacional, concentrar la demanda (propondrán que subsistan menos de 50 obras sociales), para reducir costos administrativos, y “regular la oferta” limitando también el número de prestadores y evitando la duplicación de equipamiento en un mismo ámbito geográfico (por ejemplo, reduciendo la cantidad de farmacias en Capital).
“La falta de planificación en salud dio por resultado que incluso en años en los que el país estaba económicamente bien (mediados de la década del ‘90), los indicadores de salud de la población no mejoraran”, destacó Mercedes Elmeaudy, que además reclamó un esquema de prestaciones “que abarque lo público y lo privado, arrancando desde la prevención, es decir, la alimentación de los chicos”.
“Fuimos cómplices de la destrucción del sistema, por no denunciar la política de desfinanciamiento que aplicó Domingo Cavallo”, se autocritican los que hoy se agruparon en Cepsal “ante la desesperación de ver que no hay salidas”.

Compartir: 

Twitter
 

 
ECONOMIA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.