ECONOMíA › ABREN UNA INVESTIGACIóN POR MANIOBRAS DE DUMPING

Una mirada a los containers chinos

La amenaza de la importación china está presente y frente a ella el Gobierno sigue tomando medidas. Ayer dispuso la apertura de una investigación para determinar si existieron maniobras de dumping en una serie de productos. Además, se establecieron nuevos valores mínimos provisorios para importación de otros bienes. Las medidas se enmarcan en una política de control sobre las compras externas. Desde el Ministerio de Producción procuran impedir que la competencia a precios de dumping desplace a la producción local y destruya puestos de trabajo. “Está destinado a dar previsibilidad a los empresarios nacionales cuando se detecta competencia desleal”, afirmó a Página/12 la titular de la cartera, Débora Giorgi.

En el contexto de crisis internacional, la baja en la demanda provocó un crecimiento de los stocks de mercancías. En muchos casos, este saldo exportable se intenta ubicar a un precio inferior al correspondiente en circunstancias normales. La consecuencia, a nivel interno, es el reemplazo de producción local por productos importados. También influye el muy bajo costo salarial en China.

Luego de detectar este tipo de anomalías, el Gobierno intercedió en la comercialización de una serie de productos provenientes de China, India y Brasil. Fue mediante cinco resoluciones publicadas ayer en el Boletín Oficial, firmadas por la ministra Débora Giorgi y el secretario de Industria, Fernando Fraguío. En tres de los casos se resolvió abrir una investigación por presunto dumping en electrobombas, jeringas y compresores de gases, estos últimos originarios del país vecino. Fue a partir de denuncias y pedidos de empresarios. Los expedientes tienen un año de plazo máximo y la importación no se regula hasta que la investigación concluya y se plasme en alguna medida de control.

El cuarto caso es el de las cintas métricas, también provenientes del gigante asiático. Se trata de la revisión de una medida ya tomada, por denuncias que alegan que el daño por dumping se mantiene. Por último, se estableció un valor mínimo provisorio durante cuatro meses para una serie de colorantes orgánicos sintéticos de origen chino e indio. Estos precios referenciales oscilan entre 5 y 10 dólares según el producto. Hasta enero próximo, la diferencia entre lo que paga el importador y el valor mínimo establecido se retiene en forma provisoria, para recomponer el precio a los productores locales que se hayan visto afectados.

Frente a la presión que generan los excesivos saldos exportables, tanto los países más poderosos como aquellos en posición periférica, como Argentina o Brasil, aplican controles comerciales. En el caso nacional, el Ministerio de Producción maneja estas regulaciones, por las cuales recibe apoyos de los sectores menos concentrados de la industria, como por ejemplo los textiles. “La aplicación de estas medidas está destinada a darles previsibilidad a los empresarios nacionales cuando se detecta competencia desleal por importaciones de países que lo hacen en forma de dumping”, afirmó Giorgi a este diario.

Un argumento cotidiano en contra de estas medidas es que al impedir la importación, se trasladaría un precio superior al consumidor final. Sin embargo, desde Producción marcan que los valores de dumping (muy inferiores al precio de producción local) no se traducen al final de la cadena. Los empresarios locales que compiten con la importación china opinan lo mismo y explican que el beneficio queda en manos del importador, mientras que el precio final no se modifica.

La aplicación de licencias no automáticas de importación es una política central de la cartera de Producción. Según cifras del ministerio, hasta el momento hay 370 posiciones arancelarias, y cada una contiene varios productos. Más allá de las críticas, el total del régimen cubre sólo el 7,6 por ciento del total de las importaciones. En un contexto de fuerte caída de las compras externas por baja en la demanda, lo que generó una suba importante en el saldo comercial, queda claro que la aplicación de estas medidas no tiene por objeto mejorar la entrada de divisas, sino que es parte de una estrategia de protección sectorial.

Compartir: 

Twitter
 

Débora Giorgi, titular de Producción.
Imagen: DyN
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.