ECONOMíA › ACUERDO POR LA ASIGNACIóN UNIVERSAL POR HIJO

Siete provincias se suben al plan

La Anses ya atendió a 920 mil personas que fueron a consultar por la nueva asignación universal por hijo, cuyo universo potencial de beneficiarios ronda los cinco millones de chicos. El dato lo presentó ayer Cristina Fernández de Kirchner al firmar un convenio con siete provincias para intercambiar información que permita que la asistencia llegue a esos distritos. La Presidenta comentó que el organismo previsional atiende habitualmente a un millón de personas por mes, por lo cual su trabajo se duplicó desde que se anunció la medida. A su vez, Cristina adelantó que la Anses implementará una libreta de salud para hacer un control sanitario de los niños que cobran el plan.

Las provincias que accedieron a intercambiar información para elaborar el padrón de beneficiarios de la asignación fueron Mendoza, Salta, Jujuy, San Luis, Tucumán, Catamarca y La Rioja. En la Argentina “hay un millón de indocumentados y esta medida los incluirá no sólo desde lo social, sino también desde la primera cuestión, que es la identidad”, destacó la Presidenta. Señaló que para estos casos “es muy importante la colaboración de las provincias y municipios, de modo tal de poder otorgar la documentación para ir a las sedes de la Anses” a inscribirse en el programa. Los documentados que alguna vez trabajaron en blanco no necesitan anotarse, porque la Anses ya los tiene en sus bases de datos.

En respuesta a la acusación de un sector de la oposición sobre la supuesta utilización de fondos de los jubilados para pagar la asignación, Cristina recordó que “el 22 por ciento de los recursos de la Anses son tributarios”. Es decir, el organismo se financia en parte con dinero de los impuestos, cedido incluso por las provincias de su cuota de coparticipación. “Es importante haber abordado esta cuestión con recursos que son de los trabajadores”, refutó la mandataria.

En cuanto a las 920 mil personas que ya atendió la Anses por consultas sobre la asignación, la Presidenta sostuvo que la cifra “revela el impacto de la medida, que no hará desaparecer la pobreza, pero será un paliativo importante, y sobre todo atacará la indigencia, que se verá sustancialmente disminuida”. “Será una ayuda muy grande –siguió– a las provincias, sobre todo aquellas con las que mantenemos una deuda histórica, como lo son las del NOA (Noroeste Argentino) y NEA (Noreste), por causas de carácter estructural.”

Por otra parte, Cristina informó con el ministro de Salud, Juan Manzur, que el Gobierno implementará una libreta de salud a través de la Anses que será “un instrumento único de control y seguimiento de los niños”. “Será un poderoso instrumento para que nuestros chicos mantengan la matrícula y puedan recibir educación y control sanitario.”

En el acto, la Presidenta se refirió a la situación general de la economía: “Luego de que pase esta fenomenal crisis global seguiremos creciendo como lo veníamos haciendo”, pronosticó. “El PIB argentino fue el que menos cayó en la región –afirmó– y dejó atrás los pronósticos que auguraban desastres tremendos, como lo vienen haciendo hace seis años.”

Compartir: 

Twitter
 

Cristina Fernández de Kirchner.
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.