ECONOMíA › FITCH LE BAJó LA CALIFICACIóN A ESPAñA

Nervios por la mala nota

La calificadora Fitch rebajó ayer la calificación para la deuda española por malas perspectivas de crecimiento. La noticia generó nuevos interrogantes en torno de la salud de los países europeos frente a la crisis financiera. El impacto negativo alcanzó a casi todos los activos bursátiles, desde commodities hasta los indicadores de las principales plazas internacionales. En Wall Street se verificó en escasos minutos una profundización de la caída con la que había iniciado la jornada, y el Dow Jones perdió un 1,2 por ciento. De esta manera, el mercado neoyorquino se encamina a cerrar su peor mayo de la historia, y el rojo más amplio desde febrero de 2009. En el Viejo Continente, los resultados fueron dispares, debido a que en muchos casos ese recorte de precios no alcanzó a llevar todos los índices a terreno negativo.

Como es habitual, luego de que arrecian los problemas, las calificadoras se acuerdan de revisar sus notas. Después de reconocer debilidades financieras en sus cuentas fiscales y una recesión de su economía, España dejó de detentar la máxima calificación crediticia. La agencia Fitch, que se tomó su tiempo para evaluar un posible riesgo de incumplimiento del país ibérico, llevó la nota de la deuda de “AAA” a “AA-”, con perspectiva en “estable”. La agencia considera que la recuperación económica para España será más difícil, prolongada y lenta que para otras economías con la misma calificación.

A pesar del descrédito de este tipo de informes, los mercados internacionales, que se encuentran en medio de un escenario de alta volatilidad, se retrajeron tras la noticia. El temor a que siga avanzando la crisis europea puso en duda la credibilidad de la deuda soberana de los países de la región. Las Bolsas europeas, que iniciaron la rueda en alza, cerraron la jornada con resultados dispares.

Distinto fue el comportamiento del mercado de Nueva York. El principal índice de Wall Street precipitó su caída arrastrado además por el dato negativo de consumo en Estados Unidos. El Dow Jones pasó de caer un 0,4 por ciento a perder hasta un 1,5 por ciento. Después moderó el descenso y finalizó 1,2 por ciento abajo. También, en cuestión de minutos, la cotización del crudo, el trigo, el maíz y la soja se ajustaron a la baja.

En el mercado porteño, el impacto negativo de Wall Street fue amortiguado por el escaso volumen negociado. El panel de empresas líderes (MerVal) retrocedió 0,4 por ciento. En cambio, los títulos públicos sufrieron un recorte mayor. El Discount cayó 2,7 por ciento. En este caso continúa la tensión por conocer el resultado del canje. Ayer el secretario de Finanzas, Hernán Lorenzino, reiteró que el objetivo de alcanzar una adhesión del 60 por ciento es posible. En la plaza cambiaria, en tanto, el dólar se mantuvo en 3,93 pesos.

Compartir: 

Twitter
 

 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.