ECONOMíA › LA ANSES DA MáS VISIBILIDAD AL MANEJO DE RECURSOS MILLONARIOS

Las cartas sobre la mesa

El organismo de la seguridad social creó una mesa de operaciones para el voluminoso fondo de garantía de las jubilaciones. Facilita el control y el manejo diario.

 Por Tomás Lukin

La Anses creó una mesa de operaciones con el objetivo de optimizar y transparentar el manejo del voluminoso Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS). Si bien el organismo de la seguridad social realiza distintas transacciones con esos activos financieros desde la nacionalización del sistema de jubilaciones y pensiones, la institucionalización de la mesa de operaciones le permite establecer seguimiento propio y diario de sus tenencias. En abril, el fondo ascendió hasta los 149.287 millones de pesos (ver aparte). Frente al impacto que pueden generar las intervenciones del FGS en la reducida plaza local, el titular del organismo, Diego Bossio, reiteró que seguirán criterios prudentes sin incidir en el volumen del mercado y apuntarán a ampliar las inversiones productivas que hoy representan el 7,9 por ciento del total. Una vez que finalice el canje y se despeje la tormenta financiera global, Anses no descarta modificar sus inversiones en acciones de empresas locales. El organismo posee títulos de 44 empresas que fueron heredados de las AFJP, como Telecom, Siderar y el Banco Macro.

La mesa de operaciones de Anses comenzó a funcionar cuando se renacionalizó el sistema previsional, pero ahora tomó la misma forma que poseen los bancos privados: múltiples pantallas y los distintos dispositivos necesarios para operar en cualquier mercado financiero. Sin embargo, desde el organismo resaltan que su comportamiento y objetivos difieren de los perseguidos por las entidades financieras. “No pensamos realizar movimientos bruscos en la composición de la cartera. Priorizamos que no tenga mucha volatilidad. Queremos apuntalar las inversiones en proyectos productivos”, señaló Bossio.

La mesa de operaciones administrará los 149 mil millones de pesos que componen la espalda financiera de la seguridad social. Para la Anses representa un avance en la institucionalidad y transparencia del manejo de los fondos que están distribuidos fundamentalmente en títulos públicos, acciones privadas, plazos fijos y proyectos productivos. En el organismo sostienen además que agilizará y profesionalizará las actividades vinculadas con el manejo de los activos que, entre otras iniciativas, permite cubrir el costo de la Asignación Universal por Hijo y financiar la distribución gratuita de computadoras a estudiantes.

“La mesa del FGS no incide en el volumen de mercado. No arbitramos todos los días, se sigue un criterio de mucha prudencia, no se opera de forma diaria y permanente como un fondo de inversión privado por el tamaño relativo que tenemos”, apuntó el director ejecutivo de la Anses. En promedio, el volumen del conjunto de instrumentos –títulos públicos, acciones, cauciones, obligaciones negociables– en el pequeño mercado financiero local no supera los 700 millones de pesos. De ese total, alrededor del 50 por ciento son bonos de deuda y las acciones representan menos de la décima parte. El responsable de Anses enfatizó que la creación de la mesa de operaciones mejora la transparencia del FGS y aseguró que “los distintos órganos de control interno y externo están funcionando”.

Los encargados de las transacciones de la Anses señalaron ayer que hace tres semanas que no operan en el mercado. Según Bossio, por ahora, las operaciones se limitan a oportunidades muy puntuales. Por ejemplo, la venta y recompra de 50 millones de pesos en Bonar 2015 que, ante la diferencia en las cotizaciones, le reportó al fondo una ganancia del 5 por ciento en tres días. Uno de los beneficios de la instalación de los sistemas informático-financieros es que la Anses podrá conocer día a día el valor del FGS con precisión.

A pesar de la poca actividad de la mesa de operaciones, el FGS registró un alza nominal del 52 por ciento desde diciembre de 2008. La mejora estuvo impulsada por la revalorización en las cotizaciones de los bonos y acciones durante el año pasado. Por eso, Bossio consideró que conservar las acciones de las 44 empresas heredadas del negocio especulativo de las AFJP fue una buena decisión. “Sin otras alternativas de inversión no era conveniente vender. Recomponemos la cartera de acuerdo con las opciones que uno tiene”, señaló el funcionario. “No descartamos ningún tipo de recomposición de los activos privados que tenemos. Hoy tenemos voluntad de mantener la cartera ya que pensamos que tienen perspectivas al alza. Vamos a hacer lo que más le convenga al sistema previsional”, añadió.

A su vez, el funcionario recordó que desde la nacionalización del sistema de jubilaciones, todas las empresas deslizaron ofertas informales de recompra de sus paquetes. La Anses posee acciones en Telecom (23,9 por ciento del total), Siderar (16), Banco Macro (14,1), Petrobras (5,1), Aluar (4,5), Molinos (4,3), Grupo Galicia (3,9) y Pampa Holding (3,4), entre otras. “Creemos que en algún momento las subas en el FGS van a estabilizarse y ahí se podrá pensar en recomponer la cartera conforme a criterios que impulsen la participación de los proyectos productivos”, sostuvo Bossio.

Compartir: 

Twitter
 

Diego Bossio, titular de la Anses, destacó que se profesionaliza el manejo de los recursos.
Imagen: Dafne Gentinetta
SUBNOTAS
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.