ECONOMíA › DISMINUYO 13 POR CIENTO DESDE DICIEMBRE LA CANTIDAD DE PEDIDOS DE SUBSIDIOS SALARIALES

El crecimiento empezó a pagar el salario

El desembolso se realiza a través del Programa de Recuperación Productiva (Repro). El Ministerio de Trabajo informó que la cantidad de beneficiarios disminuyó un 13 por ciento con respecto a fines del año pasado.

 Por Tomás Lukin

El Estado se hizo cargo en junio de una porción del salario de 73.700 trabajadores del sector privado. La cantidad de asalariados cubiertos por el Programa de Recuperación Productiva (Repro) cedió un 13 por ciento respecto de los beneficiarios activos a finales del año pasado. En el Ministerio de Trabajo estiman que las empresas subsidiadas continuarán disminuyendo en los próximos dos meses y destacaron que el número de solicitudes para acceder a la herramienta cayó significativamente. Durante el primer semestre, la asistencia alcanzó a más de 112 mil trabajadores.

La industria textil, la actividad pesquera de Mar del Plata, firmas metalúrgicas y autopartistas en Córdoba y Santa Fe, la trama frutihortícola del Valle de Río Negro, hospitales y empresas alimenticias son los sectores con mayor cantidad de asalariados dentro del programa. Entre enero y junio, 2300 empresas que recibieron subsidios por 309 millones de pesos y el 33 por ciento de la asistencia otorgada se concentraron en la región pampeana, fundamentalmente en la provincia de Buenos Aires. “El Repro es un importante instrumento contracíclico para preservar puestos de trabajo en situaciones de crisis. A medida que se vaya abandonando ese escenario la cantidad de asalariados dentro del programa, continuará cayendo”, apuntó el ministro Tomada.

El Repro es un subsidio mensual para las empresas que acrediten una situación de crisis y cuenten con el visto bueno del sindicato. El beneficio asciende hasta 600 pesos por trabajador por un plazo máximo de doce meses, pero el “ahorro” para las empresas ronda los 800 pesos al contemplar los aportes y contribuciones que dejan de abonar. La herramienta adquirió relevancia a partir del estallido de la crisis internacional y la desaceleración en el nivel de actividad desde finales de 2008 y 2009, cuando llegó a cubrir hasta 143 mil asalariados.

El informe difundido ayer evidencia que la cantidad de solicitudes nuevas de empresas para ser incorporadas al programa retrocedió significativamente entre enero y junio, luego de la recuperación del mercado interno. A partir de la recuperación económica sectores como el autopartista, cueros, hotelería, electrónica y metalmecánico comenzaron a reducir la cantidad de solicitudes y permanencia en el programa. De todas formas, el funcionario reconoce que a partir de la difusión pública que adquirió el Repro, el nuevo piso será superior a los niveles observados entre 2003 y 2008 cuando la cifra no sobrepasaba los 16 mil trabajadores.

El ministro de Trabajo informó que los acuerdos salariales firmados hasta el momento alcanzan a más de tres millones de asalariados y abarcan a un 70 por ciento de los trabajadores comprendidos en convenios colectivos. Restan cerrar sus negociaciones un reducido grupo de sindicatos entre los que se destaca Sanidad. A partir del incremento de precios del primer trimestre creció la magnitud porcentual de los reclamos de los trabajadores. Las mejoras oscilaron entre el 21 y 35 por ciento, pero desde la cartera laboral destacaron que el porcentaje de incremento más difundido se concentró en el tramo de 25 a 27 por ciento. A partir de los incrementos, el piso salarial para las categorías más bajas superará los 2100 pesos mensuales cuando se terminen de aplicar los convenios.

El funcionario rechazó que se hubiera registrado un desborde salarial, como pronosticaban desde la Unión Industrial, y explicó que la dispersión de los incrementos responde a distintos factores como la rentabilidad sectorial, el poder de negociación de las partes y el nivel relativo de las remuneraciones. Finalmente, Tomada sostuvo que la convocatoria al Consejo del Salario se realizará entre fin de mes y comienzos de agosto. El ministro vislumbró “un escenario diferente y más duro” para la negociación del monto del salario mínimo vital y móvil.

Compartir: 

Twitter
 

“La cantidad de asalariados dentro del programa continuará cayendo”, aseguró el ministro Carlos Tomada.
Imagen: Bernardino Avila
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.