ECONOMíA › SE ELEVO EL TECHO DE FACTURACION PARA CALIFICAR A EMPRESAS

Medida que favorece a las pymes

El Gobierno elevó el techo de facturación para que una empresa califique como pyme, beneficiando, según datos oficiales, a unas 4000 firmas que ahora pueden acceder a los programas públicos de estímulo al sector y a algunos beneficios bancarios. La medida era reclamada por el segmento pyme de mayor facturación y fue celebrada desde la cámara que agrupa al sector (Apyme), aunque desde allí advirtieron sobre la necesidad de mejorar los criterios para catalogar a las empresas. La resolución prevé que las exportaciones de las firmas se puedan descontar de la facturación, como una forma de estimular la inserción externa manteniendo las facilidades impositivas y crediticias.

El criterio para catalogar a las pymes incluye sólo una escala de facturación, que se compara con el promedio de ventas durante los últimos tres ejercicios contables. Los valores estaban congelados desde el año 2006, por lo que quedaron desactualizados a partir del aumento general de precios, que deja afuera de la categoría a empresas que, con el mismo tamaño, aumentaron su nivel de facturación sólo a causa de la inflación.

También la profundización del mercado interno y mejora en las exportaciones provocaron aumentos en las cantidades vendidas en grupos de empresas que según la consideración oficial debían seguir consolidándose. “La pyme que crece puede seguir recibiendo asistencia y adaptar su estructura organizativa con apoyo del Ministerio, de modo que cuando finalmente deje de ser pyme por su facturación esté preparada para actuar como una gran empresa”, resaltó la ministra de Industria, Débora Giorgi. Según datos oficiales, le medida beneficia a unas cuatro mil firmas.

Los nuevos techos de facturación muestran subas del 25 al 30 por ciento. Para el sector agropecuario, el máximo de ventas para la micro, pequeña y mediana empresa pasó a 610 mil pesos 4.100.000 y 24.100.000 pesos, respectivamente. En industria y minería, se elevó hasta 1.800.000, 10.300.000 y 82.200.000 pesos, y en comercio, 2.400.000, 14.000.000 y 111.900.000. Para las empresas dedicadas a la venta de servicios y construcción hubo cambios similares.

La modificación era una inquietud propia de las empresas de mayor tamaño, que en general utilizan tecnologías más intensivas en capital. En tanto, Eduardo Fernández, titular de Apyme-Córdoba, consideró ante este diario que “la actualización está bien, porque permite que algunas empresas puedan acceder a los beneficios públicos, aunque abogamos por una clasificación más precisa del sector, incorporando el nivel de empleo y la pertenencia a economías regionales, de forma de instrumentar políticas más específicas”.

La resolución oficial permite que de cada cien pesos facturados se pueden deducir hasta 35 pesos a partir de las exportaciones realizadas, de forma de incentivar las ventas externas manteniendo las facilidades a las empresas. Además, una vez que una firma demuestra su calidad de pyme ante un programa público, mantendrá su condición por 24 meses, más allá de la evolución efectiva de sus ventas.

Compartir: 

Twitter
 

 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.